9 mayo 2015 Noticias, Opinión, Parto

Kate Middleton no es un modelo para las madres corrientes

No se si Kate Middleton dio a luz o fue, como dicen algunos, un montaje y su niña se gestó en un vientre de alquiler. No me llamó la atención verla en la puerta del hospital a las 8 horas porque yo he tenido dos cesáreas y en los dos casos dormí en mi casa al día siguiente. Ni lo de la duquesa ni lo mío es lo habitual pero tampoco es extraordinario. Depende de cada parto y las circunstancias de la madre. Nadie es mejor ni peor por tardar más o menos en salir del hospital.

Pero, en lo que no es un ejemplo Middleton es en la imagen que ha dado. Las fotos han quedado genial, está sonriente y perfecta, el pelo de peluquería, la manicura recién hecha y la piel brillante. Me temo que va a causar frustración en más de una mamá. No ha esperado a que le baje la tripa, cosa que es de agradecer, pero se ha esforzado de más en normalizar el parto. Sin olvidarnos de la suerte que ha tenido de que la pequeña Charlotte tuviera ese aspecto tan sonrosadito, sabemos que no todos los bebés están así de bien al poco de nacer.

Por bueno que haya sido, el parto cansa, hay muchas horas anteriores de dilatación, contracciones o como poco de espera. Estás cansada porque el último trimestre se hace largo, no puedes dormir bien por el tamaño de la barriga y por los nervios al ver aproximarse la fecha prevista de parto. Eso por no hablar del otro bebé que tienen en casa. Pese a la inyección hormonal que te proporciona naturalmente tu cuerpo, las ojeras no desaparecen, los entuertos son molestos y los loquios muy intensos. Estás cansada e incómoda.

Supongo que a ella le espera una legión de nannies y demás personal de servicio en casa; que cuando llegó solo tuvo que preocuparse por sí misma; que o bien la niña se agarró al pecho sin problemas o bien le dará biberón, en definitiva por mucha normalidad que quiera aparentar, su vida no es normal.

No caigas en el error de compararte, ni con Kate ni con ninguna otra mamá, especialmente si es famosa. Vive tu embarazo, tu parto y tu recuperación como puedas o quieras y disfruta de tu condición de mamá. Cada una somos distintas, tenemos cuerpos diferentes y vivimos nuestra propia realidad. No escuches tampoco a quien ha aprovechado para pregonar que lo de la Duquesa es lo normal porque así debe ser un parto natural. Normal es, habitual no.

Por cierto, todo perfección pero a la pequeña Charlotte le pusieron la capota al revés.

Foto | La Cosa Rosa

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bebés famosos que han nacido en 2015 (I) 29 diciembre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *