14 enero 2013 Entretenimiento, Juegos y juguetes

Juguetes caseros: Serpiente de corcho
Realizar manualidades con los niños suele ser una diversión de los más gratificante para ambos, tardes en las que se puede instalar el aburrimiento, acaban convirtiéndose en toda una experiencia en la que, además de disfrutar de un tiempo de ocio, hemos logrado convertir cuatro materiales inservibles en un divertido juguete con el que el pequeño, seguro, disfrutará jugando a una multitud de aventuras.

Ya hemos visto como hacer rompecabezas, caballitos, casas para los peluches o divertidos juegos de bolos con los que, además de enseñarles que los juguetes no tienen porqué ser siempre comprados, también les incitamos a respetar y disfrutar del reciclaje. Hoy os traemos esta simpática serpiente realizada con tapones de corcho.

Materiales: 5 o 10 tapones de corcho, según lo larga que queramos que sea nuestra serpiente; 1 cuerda, hilo o lana de color rojo y 1 rotulador negro.

Hacerla es muy sencillo. Primero vamos a cortar los tapones en redondelitos que irán formando el cuerpo móvil de la serpiente, dejando uno más largo que nos servirá para la cabeza. Con ayuda de la tijera, un punzón o un cúter, haremos un agujero en el centro de los círculos de corcho para ir metiendo el cordel. Ahí le podemos dejar que se entretenga un buen rato. Por cada círculo que introduzca haremos un nudo en la cuerda para que no se salga. Para terminar pondremos el tapón más grande que simulará la cabeza. Igualmente le hacemos un nudo y dejamos un trozo que nos servirá como lengua. Ahora solo queda pintarle los ojos y la boca y ya tenemos lista nuestra temible serpiente.

Vía | Manualidades Infantiles

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *