1 junio 2012 Entretenimiento, Juegos y juguetes

Mi primer joyero

A veces nos empeñamos en comprar juguetes fastuosos, grandes artefactos o novedosos objetos, que además nos cuestan un dineral, y los niños se empeñan en jugar con el envoltorio, papel de colores o un cartón llamativo, suele a menudo tener mucho más éxito que el regalo en sí mismo. Así que lo mejor es empezar a plantearse una filosofía en nuestra vida, para saber que no todo lo que se paga con dinero es mejor, ni que los juguetes de moda son los más divertidos.

Así es como empezamos a utilizar materiales que tenemos en casa para confeccionar nuestros propios juguetes. Restos de telas, cartones, papel de colores y mucha imaginación pueden llevarnos a conseguir unos juguetes llenos de encanto para nuestro bebé. Y así es como hemos conseguido este joyero en el que puede guardar o coleccionar sus primeras joyas.

Los materiales que vamos a emplear son muy sencillos: una caja de cartón tipo de zapatos, de esas que llevan la tapa unida; tiras de cartón y telas o papel de colores para forrarlo. Como complemento final, podemos utilizar un espejo pequeño.

Lo primero que tenemos que hacer es forrar la caja. Podemos utilizar telas de colores o papeles llamativos para que quede bien vistosa. Con esos mismos papeles o telas, u otras vamos a forrar los compartimentos del joyero que, dependiendo del cartón que tengamos, los haremos a nuestro gusto. En el que aparece en la foto, tenemos uno más largo y tres más pequeños. Los ajustamos bien a la capacidad de la caja para que no se muevan. Y ya, como último toque final, podemos pegarle un espejito para que se vea estupenda.

Vía | Mi casa

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 junio 2012
  2. Juguetes caseros: Parking de cartón 18 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *