4 julio 2009 Juegos y juguetes, Ocio, Padres y madres

juguetes caseros: la mejor alternativa para nuestros niños

¿No os ha sucedido alguna vez que, después de regalarle a vuestro niño el último y más caro juguete del mercado, se ha divertido mucho más con el envoltorio que con el artefacto en sí? … Cierto es que vivimos en un mundo de consumismo exasperado. Queremos ofrecerle lo mejor a nuestros niños y, el mundo del juguete, es un paraíso donde, tanto la infancia como los progenitores, tendemos a perdernos en un sin fin de cifras y de novedades varias.

Una alternativa económica, educativa y divertida es poderlos fabricar en casa. Así, de un golpe, conseguimos objetivos sanos y solidarios que harán de nuestros niños una generación más comprometida con el mundo que les rodea. Por eso hoy queremos que busquéis los sobrantes de casa: tetabriks, rollos de papel higiénico, botones… pequeñas cosas que, con un poco de imaginación, podemos convertir en juguetes inolvidables. Y aquí van algunas alternativas.

  • Un bote de plástico de ketchup, vacío y limpio puede convertirse en una divertida pistola de agua. Del mismo modo, una botella, también de plástico, bien cerrada y que en su interior hayamos introducido garbanzos o lentejas, puede acabar siendo un divertido sonajero.
  • Con el tubo de cartón del papel higiénico podemos fabricar el cuerpo de un muñeco, en él podemos pegar unos botones para crearle un traje. La cabeza la formamos con una bola de papel que la podemos pintar a nuestro gusto. Para las extremidades nos servirán, por ejemplo, trocitos de cuerda.
  • Para jugar a los bolos nos servirán unas cuantas botellas de plástico llenas, entre otras cosas, de arena. Luego necesitaremos cualquier pelota para derribarlas.
  • Las marionetas de papel son muy fáciles de fabricar. Podemos recortar el rostro de cualquier personaje, un dibujo hecho por el propio niño o, incluso, un animal. A este recorte le pegamos una tira de cartulina y, de esta forma, podemos fabricar unas marionetas con las que montar un ‘teatrillo casero’.

Estas son sólo unas muestras de los muchos juguetes que se pueden fabricar en casa con los envases sobrantes o pequeños objetos de los que habitan nuestros cajones, armarios o cubos de reciclaje. Aunque no lo parezca, objetos inútiles que se pueden convertir en la mejor diversión para una tarde de aburrimiento.

Vía | Cosas de bebés

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Yo a mi sobrino (6 meses) le hice un tambor .. para desgracia de sus padres, .. con una lata de esas de hojalata de las galletas y cinta americana cerrándolo.

  • Sacra

    Imagino que sus padres deben estar encantadísimos con sus conciertos… Pero, ¿quién sabe?… igual de ahí surge una exitosa carrera musical…
    Si es que mantener entretenidos a los niños no resulta tanto problema. ¡La imaginación al poder!
    Un saludo, Miguel, y gracias por la idea.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 julio 2009
  2. No los tires, recicla los botes de leche en polvo 20 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *