13 junio 2009 Entretenimiento, Juegos y juguetes, Ocio

juegos para reirnos juntos

De los beneficios del juego ya hemos hablado en otras ocasiones. Pero si, además, conseguimos que nuestro bebé se parta de risa, entonces ya tenemos nuestro objetivo conseguido. Aquí os proponemos algunas ideas que pueden irnos muy bien durante su primer año. Es una ocasión perfecta para que él se divierta y nosotros volvamos a disfrutar de la más tierna infancia.

  • Cucú-tras. Tápate la cara con las manos o con un pañuelo. Dices “cucú” y te destapas para que tu niño vea que sigues ahí. También puedes dejar que sea él el que quite el obstáculo.
  • La pedorreta. Sin dejar de mirarle a los ojos, acerca tu cara a su barriguita, hazle pedorretas y dale besos por todo el cuerpo. Es infalible para la risa.
  • Que te pillo. Acércate lentamente mientras mueves los dedos y repites ‘¡Que te pillo!’, hasta que llegues a él y le haces cosquillas.
  • A gatas. Deja que camine a gatas por una cama grande, cuando haya avanzado un poco sujétale de las piernas y hazle volver al punto de partida. Pronto querrá escaparse de nuevo y eso le causará mucha risa.
  • El avión. Cógele por debajo de la barriga y hazlo volar por toda la casa imitando el ruido y los movimientos de un avión.
  • El tobogán. Túmbate boca arriba con las piernas flexionadas, coloca al bebé en tus rodillas y, cogiéndolo de las axilas, deja que se deslice hasta llegar a tu tripa.
  • Pelota submarina. Sumerge dos pelotas de colores en un recipiente lleno de agua (podemos aprovechar cuando lo estamos bañando), y suéltalas una a una para que aparezcan de repente. Ríe con él cada vez que lo hagan.

Vía | Guía del Niño
Foto | Ojo Digital

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 junio 2009
  2. Descubriéndose el cuerpo 19 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *