26 abril 2009 Entretenimiento, Juegos y juguetes, Ocio, Padres y madres

juegos de primavera

Cualquier época del año es importante para compartir juegos y diversión con nuestros niños. La primavera, además, nos permite enseñarles a amar la naturaleza y a que tomen contacto directo con la botánica. Sin entrar en tareas demasiado complicadas, podemos disfrutar juntos de los milagros que, la madre tierra, ofrece en esta época.

-Plantar un árbol. En plena naturaleza, en el jardín si lo tenéis o en una maceta en casa. Regarlo y visitarlo con regularidad para verlo crecer puede ser un bonito motivo para celebrar la primavera.

-El huerto en el balcón. Sólo vas a necesitar macetas o jardineras, tierra y sobres de las semillas que elijas. Con mantener la tierra húmeda y bastante luz, será suficiente. Las mejores para crecer en casa son: tomates cherry, hierbas aromáticas (perejil, tomillo, albahaca…), fresas, pimientos, rábanos o zanahorias.

-Hacer esquejes. Debemos cortar una rama en crecimiento de unos 10 centímetros (debe llevar dos o más nudos). Eliminamos las hojas de la parte inferior y se planta en una maceta que hemos llenado de mantillo y arena de río a partes iguales. Guardamos la maceta con sus esquejes en un lugar templado, con luz pero sin sol directo. El esqueje ha agarrado cuando salgan hojitas nuevas entonces lo podemos transplantar a una maceta nueva. Son muchas las plantas que se multiplican por esqueje: el geranio, la adelfa, la hiedra, la hortensia…

Todo lo que necesitemos lo podemos encontrar en un vivero, en un hipermercado e, incluso, hay tiendas especializadas sobre la naturaleza y la botánica en cualquier ciudad. Lo importante, como siempre, es hacer que nuestros niños disfruten al mismo tiempo que crecen en armonía y respeto con el entorno.

Vía | Guía del Niño

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *