22 diciembre 2009 Embarazo, Entretenimiento, Juegos y juguetes, Padres y madres

Juegos para Baby Shower

En este ciclo de temas relacionados con el Baby Shower o fiesta de bienvenida para el bebé, no podíamos dejar de lado los juegos, que sugerimos para que la anfitriona proponga a sus invitados y pasen todos un buen rato. Además de recibir los obsequios que traen para el bebé y ofrecer algunos canapés, se acostumbra realizar algunos juegos relacionados con el bebé y sus cuidados; tomad nota de algunos:

  • El Scrabble: Todos alguna vez jugamos al Scrabble o crucigrama, ese divertido juego donde armamos palabras con letras que se han tomado al azar; pues en este caso, se organizan los invitados en parejas y a cada pareja se le entrega una hoja de papel, encabezada con el nombre que llevará el bebé.

    Cada pareja se esforzará por escribir el mayor número de palabras que conozca, utilizando únicamente las letras del nombre del bebé, en un minuto.

  • Charada: Otro juego muy conocido, donde un integrante de cada equipo debe dibujar en una pizarra o pliego de papel, el objeto o acción que se le enseña en una tarjetita, y que los demás miembros del equipo, tendrán que intentar descubrir. Otra opción es que las acciones sean dramatizadas por el concursante, y se dibujen únicamente los objetos.

    En este caso, las tarjetitas contendrán acciones relacionadas al cuidado del bebé, utensilios de aseo de niños, juguetes y otros artículos infantiles, que un delegado de cada equipo dibujará por turnos, para que sus compañeros adivinen de qué se trata; ganará el equipo que logre alcanzar primero siete puntos.

  • Las papillas: Este juego consiste en adivinar cuál es el ingrediente de la papilla; los invitados se dividen nuevamente en dos equipos, y escogerán un delegado por turno, para que deguste una papillita, puré o compota que le ofrecerá la anfitriona y trate de descubrir de qué está hecha.

    La idea es comprar varias compotas o papillas para bebé, de un solo ingrediente, y ponerlas en recipientes sin etiqueta, para que solo la anfitriona sepa cuál es cada una; aparte, podéis preparar otras papillas o purés caseros, con sabores extraños y hasta un poco desagradables, para confundir un poco al catador. Ganará el equipo que adivine primero cuatro de los sabores que han probado.

Seguramente los invitados la pasarán de maravilla y recordarán siempre la celebración.

Imagen | Mundo con Familia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *