3 julio 2012 Compras, Consejos, Recién Nacido

Acaba con los ruidos que pueden despertar al bebé

El mercado de la puericultura está lleno de productos para el cuidado del bebé. Hay algunos de ellos que son imprescindibles y otros que no tanto pero que pueden resultar muy útiles. ¿Quién no ha ido de puntillas para no hacer ruido y desvelar a los pequeños? o ¿quién no ha cerrado a cámara lenta la puerta de su habitación para evitar portazos?

Navegando por internet he encontrado un invento que ha simple vista parece demasiado sencillo pero que en realidad es muy acertado. Hasta ahora había utilizado los protectores para las puertas de goma espuma que sirven para que la puerta no se cierre del todo y evitar que los pequeños se pillen los dedos. Esta es una buena opción de seguridad pero si lo que queremos es evitar los portazos y los ruidos este producto puede ir muy bien.

El silenciador de portazos consiste en un sencillo mecanismo, es una espuma con dos asas de goma que se enganchan en los pomos de las puertas quedando la espuma sobre el cierre. El artilugio tiene el grosor necesario para permitir el cierre de la puerta. Además sus diseños coloridos no desentonarán con la decoración de la habitación. Está diseñado para que acople a todo tipo de puertas y modelos de pomos y tiradores.

De momento sólo se vende en una página web extranjera llamada Etsy bajo el nombre de Latchy Catchys con lo que al precio del producto habrá que añadir un suplemento por gastos de envío. Hay silenciadores de portazos desde cuatro euros y medio. Pero si te da pereza comprar online seguro que es muy fácil fabricarte uno similar teniendo como base el modelo original.

Vía | Oh Bebes

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *