15 junio 2017 Recién Nacido, Salud

láser y bebé prematuro

Un embarazo humano normal suele constar de unas 42 semanas. Pero no suelen ser pocos los casos en los que el nacimiento se produce mucho antes. Es así como se conocen los bebés prematuros, generalmente aquellos que no llegan a la semana 37. No desarrollarse hasta el final, en el útero materno, suele traer graves consecuencias de salud en los niños, problemas, de lo más diversos, y que les acompañarán toda la vida.

Afortunadamente, y debido al importante aumento de este tipo de nacimientos, la ciencia médica se ha puesto manos a la obra para intentar paliar estos daños lo máximo posible. En la actualidad son muchos los avances y cuidados que permiten que estos niños apenas sufran ningún tipo de secuelas. Ahora, un pequeño avance más, en forma de luz láser, ha conseguido investigar en el cerebro del bebé prematuro para ver qué riesgos puede padecer.

Los daños no son iguales para todos los prematuros

Un nacimiento no es igual a otro. Del mismo modo que cada uno de nuestro cuerpo es totalmente distinto. Nacer de forma adelantada no tiene el mismo impacto en todos los niños de forma unitaria y esto vendrá determinado, en gran medida, por la actividad cerebral que se produzca en el momento del nacimiento.

Y precisamente ahí es donde han indagado un grupo de científicos de hospitales de Milán y Copenhague, junto a investigadores del Institut de Ciènces Fotòniques de Castelldefels, en Barcelona. Este numeroso grupo de expertos han creado lo que se conoce como Babylux. Es un dispositivo que se aplica en la cabecita del bebé prematuro y emite una serie de puntos de luz láser con el fin de captar los impulsos energéticos del cerebro.

babylux para el bebe prematuro

Cantidad de oxígeno y flujo sanguíneo

De esta forma, los médicos pueden conocer la cantidad de oxígeno, que circula en su cerebro, así como el flujo sanguíneo que circula por sus tejidos. Precisamente de ambas mediciones dependerá los daños cerebrales que pueda sufrir el bebé, ya que es una de las grandes secuelas que quedan ante un parto antes de tiempo.

De momento sólo es un prototipo que se ha podido ser probado en 30 bebés. Hace falta, todavía, mucho trabajo y más pruebas, así como un buen presupuesto en ayudas, para poder conseguir que este Babylux pueda ser comercializado y utilizado en todos los centros médicos.

Vía | El Periódico
Fotos | Cuidados para el bebé y Diario 7 lagos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *