2 octubre 2017 Embarazo

La siesta es muy reparadora

Una siesta durante el embarazo es muy importante, gratificante y reparadora, hoy te contaremos las razones por las cuáles la siesta es fundamental. Cuando una mujer queda embarazada notará que su organismo comenzará a sufrir muchos cambios, sus hormonas se modificarán y eso se tiene que tener en consideración.

Al incrementar el volumen de sangre y aumentar el pulso el organismo comenzará a trabajar, de alguna manera, de forma forzada, por esa razón es muy importante que tenga un mayor descanso para así poder recuperar las energías que se van gastando.

Además, le tenemos que sumar el cansancio que por lo general sufren las mujeres embarazadas, especialmente en los primeros meses. La siesta durante la etapa del embarazo es realmente muy reparadora, se convierte en un tiempo de descanso que todas las mujeres apreciarán.

El bebé recibe los nutrientes necesarios a través del flujo sanguíneo de la madre.

Algunas mujeres suelen tener jornadas muy largas, con mucho trabajo y actividades teniendo la sensación que nunca terminará el día, por eso, lo más recomendable es tomarse una siesta a mitad del día para reponerse y recargar la energía.

En España se ha realizado una investigación acerca de la nutrición y la vitalidad señala que el 82 por ciento de las mujeres embarazadas aseguran que se sienten con más vitalidad durante la primera parte del día, especialmente antes de las 13 horas.

La mitad de las mujeres se toman una siesta después de comer, al menos una vez a la semana. Solo el 14 por ciento lo hace todos los días y el 28 por cientos entre dos y tres veces a la semana. Las mujeres que se encuentran embarazadas lo hacen de forma más seguida que las que no están embarazadas. El 28 por cientos señalan que no duermen siesta de manera frecuente y el 8 por ciento no lo hacen nunca.

Deberemos tener en cuenta que el bebé recibe los nutrientes necesarios a través del flujo sanguíneo de la madre, por eso se aconseja que se lleve una alimentación variada, y equilibrada, también practicar actividad física y evitar el estrés lo más que se pueda. Una forma de evitar el estrés es descansar a la mitad del día para mejorar el flujo sanguíneo optimizando la llegada de los nutrientes y del oxígeno al bebé.

No será necesario tomarse una larga siesta, solo bastará descansar unos minutos, con media hora en un sitio cómodo será suficiente. Idealmente recostarse del lado izquierdo, para facilitar la circulación o descansar en un sofá con las piernas elevadas. Si no es posible, por motivos laborales, tomarse una siesta, se aconseja implementar alguna técnica de relajación

En la gestación las mujeres podrán tener cambios en relación al sueño. En los primero meses las mujeres tendrán períodos más cortos de la fase de sueño profundo En esos meses las madres podrán dormir menos y tener interrupciones varias veces durante la noche. Un factor que podría intervenir en el ciclo del sueño es de tipo psicológico o emotivo.

Para poder aprovechar el tiempo del sueño lo ideal será respetar un régimen alimenticio adecuado para la etapa del embarazo. Algunas infusiones pueden ayudar a relajar, especialmente después de la cena.

Vía | Zona Diet
Foto | Pixabay – Stop Snap

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *