30 septiembre 2009 Desarrollo, Lactancia, Recién Nacido

La importancia de la primera vez para aprender a mamar (II)

Prosiguiendo con la importancia que tienen las primeras horas para que el bebé aprenda a mamar, es importante que la mamá sepa que las primeras tomas suelen ser muy largas porque el bebé todavía no tiene controlado el proceso de succionar, pero al tiempo son muy frecuentes porque en cada toma el pequeño extrae muy poquita leche (calostros durante el primer mes).

Los recién nacidos suelen ingerir unos siete centímetros cúbicos de leche cada vez que se les pone al pecho. De ahí que se repitan unas diez o doce tomas al día, unas con mayor succión por parte del pequeño y otras con menos. Las madres tienen que tener muy presente que esa actividad es muy cansada tanto para su hijo como para ella por lo que es recomendable aplazar las visitas en el momento que vaya a comer el niño.

En cuanto a la postura para iniciar el amamantamiento, Helena Herrero, que además de enfermera y madre de tres criaturas es presidenta de la asociación Amamantar en Asturias, sostiene que la madre y el bebé han de estar cómodos y con un buen contacto visual entre ellos, lo que les ayudará enormemente.

Aparte es preciso seguir una correcta técnica: que las barrigas de ambos (madre e hijo) estés juntas, que el bebé mantenga el pezón y la aureola entera en la boca, que la mamá masajee el pecho para ayudar con la succión… Pero, sin duda, lo que no debe fallar es un ambiente lo más tranquilo posible. A veces olvidamos que horas antes el bebé se encontraba en el vientre materno y todo lo que ahora le rodea le resulta nuevo.

A partir de aquí, Herrero nos hace una advertencia; “Recuerda: el niño a la teta y no la teta al niño, y muy pegaditos”. De su experiencia, esta madre experimentada concluye que la lactancia irá bien si no duele, si el bebé se agarra bien y controla el proceso, si se le oye tragar y si gana peso rápidamente.

En el caso de que estemos hablando de gemelos o trillizos, la lactancia puede convertirse en una cruz. Para esta experta, todo es posible sólo es necesario contar con el entorno adecuado ya que la madre sólo podrá ocuparse de darles el pecho a sus hijos.

En estos casos, hay madres que prefieren dar el pecho a los niños de dos en dos y hay quien decide hacerlo de uno en uno. Hay quien prefiere sacarse la leche con un extractor o sacaleches y hay a quien la situación le supera y decide intercalar la lactancia materna con la artificial y las hay que abandonan. Por eso el apoyo del entorno es fundamental.

Más información | Amamantar Asturias
Foto | Momento Embarazo

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios
  • laraglez

    la lactancia es vital para el perfecto desarrollo de los bebés. además, se ha comprobado de que previene de futuras enfermedades, como por ejemplo de la enuresis: http://www.incontinenciainfantil.es/blog/detalle/enuresis-tomar-leche-materna-puede-ayudar

  • Mónica M. Bernardo

    Estoy de acuerdo Laraglez, la enuresis y alguna más. Por eso creemos que es importante que las futuras mamás sepan lo relevante que es la lactancia en las primeras horas de vida del bebé para que todo vaya fenomenal. Un abrazo y gracias por seguirnos.

  • laraglez

    muchas gracias, Mónica,
    así es, os lo comentaba porque además, la enuresis, problema al que me enfrento, es muy poco conocido, hay muchas veces que no se sabe la causa exacta, y es bueno que las madres, que están todavía con la lactancia, lo tengan claro, porque luego ya no se puede volver atrás, y la incontiencia infantil es un problema poco grave, pero muy, muy pesado, y los críos lo pasan mal…

  • Mónica M. Bernardo

    Gracias a ti, Laraglez, por enriquecer la información y mucho ánimo. Un saludo,

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *