19 agosto 2016 Lactancia

Un datos fundamental sobre la lactancia

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) uno de cada dos bebés no toma leche materna en las primeras horas de vida, esto puede llegar a ser muy negativo en el primer mes de vida.

Al no recibir leche materna no estarán recibiendo lo nutrientes y anticuerpos, la leche y la piel de su mamá son realmente importantes para poder protegerlos de enfermedades.

La asesora superior de nutrición de Unicef, Francia Bégin, señaló: “Hacer que los bebés esperen demasiado tiempo para tener el primer contacto fundamental con su madre fuera del útero disminuye las posibilidades del recién nacido de sobrevivir y limita la producción de leche de la madre“. Se aconseja no demorar la lactancia materna más de dos horas.

Otra importante declaración sobre el tema fue hecha por Christophe Boulierac, portavoz de Unicef en Ginebra. El portavoz señala que su lo bebés solo se alimentaran de leche materna desde que nacen hasta los seis meses se podrían salvar más de 800 mil vidas por años.

Los expertos señalan que la leche materna es la primera vacuna de los niños, y la mejor protección que tienen contra los trastornos y las diferentes enfermedades. Ya que casi el 50 por ciento de la muerte de los niños menores de cinco años son de recién nacidos, la lactancia temprana puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Al amamantar al bebé apenas nace el contacto entre ambos es fundamental, tanto para el bebé como para su mamá. Recordemos que la primera leche se denomina calostro, un concentrado de anticuerpos y nutrientes. La cantidad que saldrá es muy poca pero será la justa y necesaria para que el pequeño se encuentre bien alimentado.

Los médicos señalan que el amamantamiento debe ser a libre demanda, el bebé deberá ser alimentado el tiempo que quiera sin ninguna restricción, no se debe esperar a que llore para alimentarlo, se deberán aprender a leer las diferentes señales, por ejemplo, cuando comienza a moverse o a chuparse el dedo poniéndose inquieto. Los primero meses puede ser que requiera unas 10 tomas.

No es necesario usar solo una posición para darle el pecho, lo ideal es aprender a usar todas las posiciones. La más usada es la tradicional, pero se puede agregar la transversal y la acostada. Lo importante es la comodidad y evitar el dolor, especialmente al comienzo. El bebé debe abrir bien la boca, así se evitarán las grietas en los pezones.

Al tomar una postura cómoda y relajada, en donde se disfrute el hecho de amamantar permitirá establecer un óptimo contacto con el pequeño y se evitarán las contracturas y los molestos dolores de espalda. Para incrementar la comodidad se pueden usar almohadones y almohadas, en las tiendas especializadas venden unas con forma de medialuna que son muy buenas.

Y, por último, recordaremos lo importante que es beber abundante cantidad de agua, al hacerlo durante todo el día se estará estimulando la bajada de leche.

Vía | TN
Foto | Flickr – Sanutri Alimentacion

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *