14 julio 2009 Consejos, Embarazo, Lactancia, Noticias

La importancia de los ácidos omega 3 para los bebés prematuros
Según un estudio que se ha realizado en Brasil y que ha publicado la revista Lipids in Health and Disease, los ácidos grasos Omega 3 de la leche materna, reforzarían el crecimiento y el desarrollo de los bebés prematuros, inmediatamente después del parto.

Los ácidos grasos Omega 3 son una forma de grasa poliinsaturada que el cuerpo no puede producir y se deben obtener de los alimentos. Son importantes para la salud y se conoce sus beneficios para el cerebro, la coagulación sanguínea y el desarrollo ocular, entre otros. Se encuentran principalmente en el pescado azul, pero también en vegetales de hoja verde, determinados aceites vegetales y en las nueces.

Los ácidos Omega 3 pasan al bebé a través de la leche materna, y son importantes, especialmente para los bebés prematuros, en los que se ha comprobado que suelen tener niveles bajos de estas grasas. Según el estudio al que hacíamos referencia, cuantos más ácidos grasos omega 3 tenía la leche materna, mayor era el aumento de la talla, el peso y la circunferencia de la cabeza del bebé en los primeros seis meses de vida.

El alimento que más cantidad de Omega 3 contiene, es el pescado azul, pero no se debe consumir en exceso ni durante el embarazo ni en la lactancia, ya que puede contener mercurio, que es tóxico para las células nerviosas en desarrollo. No se debe ingerir más de 2 raciones de estos pescados a la semana. En concreto, el tiburón, el pez espada y la caballa no deberían probarse durante la gestación y la lactancia porque sus niveles de mercurio son muy elevados.

Antes de tomar algún suplemento de omega 3 o 6 es preferible consultar con el obstetra.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. La leche materna ¿cuáles son sus componentes? 16 enero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *