4 enero 2013 Noticias, Opinión, Parto

Una escena que impacta e insta a la ternura

Cuando se decide tener un hijo la ilusión y el amor hacia el futuro bebé va acrecentándose desde el mismo momento de la concepción. Cada instante del embarazo, incluso las náuseas y otras dolencias típicas tienen un punto mágico para los padres. Es sentir el curso de la vida desde tu interior, un proceso emocionante que culminará con un regalo único: nuestro hijo. Desde su nacimiento quedarán grabadas en nuestra memoria los momentos más significativos de sus y nuestras vidas. Un mínimo gesto puede convertirse en un recuerdo memorable. Es el caso de este bebé que agarró el dedo del doctor que estaba practicando la cesárea a su madre.

Un instante fugaz como un parpadeo que gracias a una fotografía puede recorrer el mundo entero y quedar perenne en las retinas de miles de personas. Un gesto que consigue que olvidemos el instrumental médico, la intervención y todo lo superficial para centrarnos en una pequeña manita que abraza a la vida.

Un segundo que consigue sorprender gratamente incluso a un profesional de la medicina, un segundo que consigue enternecer a cualquiera pero todavía más a todas aquellas personas que han conseguido disfrutar de la maternidad y que ven reflejado el amor hacia sus pequeños en ese bracito que se asoma desde el vientre de su madre.

El bebé protagonista nació sano, es una niña estadounidense llamada Nevaeh. Su padre que estaba presente en la intervención y que por suerte es fotógrafo consiguió sacar la instantánea. El reciente padre colgó la foto en la página de Facebook de su estudio de fotografía consiguiendo recibir miles de visitas.

Vía | 20 minutos

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *