22 enero 2010 Compras, Noticias, Seguridad

Ikea retira la trona Leopard
Desde la página web de Ikea, a través de comunicados en prensa y con carteles informativos, Ikea solicita a todos los clientes que hayan adquirido una trona Leopard que dejen de utilizarla y la devuelvan a su tienda Ikea más cercana. El motivo es que se ha comprobado, tras once informes de clientes, que supone un riesgo para los bebés que las utilicen.

La trona Leopard se comenzó a vender en España en octubre de 2009 y lógicamente se ha retirado de la venta. El peligro radica en el mecanismo de sujección de la silla a la estructura. En varios de los informes los consumidores informaron de que el mecanismo estaba flojo e incluso roto. En uno de los casos la silla se soltó estando el bebé sentado quien, por fortuna, solo sufrió magulladuras en las piernecitas.

Además FACUA-Consumidores en Acción informa que las piezas que componen el engranaje son suficientemente pequeñas para que un niño se las lleve a la boca, con el riesgo de asfixia que esto supone. Uno de los informes relata precisamente este caso, en el que nuevamente no hubo que lamentar daños porque al pequeño se le quitó la pieza de la boca a tiempo.

Tras informar Ikea a las autoridades de Consumo de la Comunidad de Madrid, la trona se incluyó en la red de alerta de productos peligrosos no alimentarios del Instituto Nacional de Consumo.

En la tienda Ikea a la que se lleve la trona se reembolsará el importe de la misma. Si necesitas más información puedes dirigirte al departamento de Atención al Cliente de cualquier establecimiento de Ikea o utilizar el teléfono que han facilitado: 902 400 922.

Página Oficial | Ikea
Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *