25 abril 2009 Entretenimiento, Juegos y juguetes, Ocio

maquillaje infantil

El complemento de un buen disfraz siempre es un buen maquillaje. Ya os dimos algunos consejos e ideas básicas para utilizar, con total fiabilidad y seguridad, los productos necesarios que no perjudiquen la piel de nuestro niño. Hoy os ofrecemos algunas propuestas para complementar ese día de carnaval, de fiesta o, simplemente, de diario divertido. A partir de estas pinceladas, como siempre os proponemos, la imaginación es ilimitada.

Primero y, antes de empezar con la tarea, hay que aplicar una buen capa de crema hidratante. Esto nos ayudará a proteger su piel, además nos resultará mucho más fácil aplicarle el maquillaje. De igual modo debemos limpiarle bien la cara con desmaquillante, una vez finalizado el día.

  • Gato. Pintar la cara de blanco, la nariz de negro y unos buenos bigotes negros. Se le pueden añadir una cejas grandes y unas pestañas por encima de sus ojos.
  • Felinos salvajes. El tigre y el león suelen ser los reyes de toda fiesta. Píntale la cara con una base color tierra (cualquier tono amarillo o marrón puede valer). Con colores de distinto tono de el de la base, debes ir trazando líneas irregulares, como si se tratara del pelo del animal. La nariz y el bigote la hacemos como la de los gatos.
  • Pirata. Con un lápiz de color negro píntale un pequeño bigote, perilla y unos puntitos que asemejen una barba de varios días. Las más atrevidas siempre pueden pintar una calavera y dos tibias cruzadas en uno de los mofletes.
  • Bruja. La cara pintada con base blanca. Añadiremos unas terroríficas ojeras moradas o negras y, del mismo tono, pintamos los labios. También podemos buscar una sombra del mismo tono y le pintamos los párpados. Para el colmo del pavor podemos dibujar una tela de araña en la esquina de la frente mientras le cuelga una simpática araña en el moflete.
  • Payaso. Suelen ser los más divertidos, dentro y fuera del circo. Pinta su cara con una base blanca. Con cuidado, para no hacerle daño en los párpados, puedes pintarle, alrededor de los ojos, un circulo rojo y un rombo verde, por ejemplo, y colorearlo por dentro. Necesitaremos, también, una gran boca roja y una nariz del mismo color.

Y así podríamos continuar hasta conseguir todo un elenco de divertidos personajes. Os puedo asegurar que a los pequeños les encanta esto de maquillarse y convertirse, por un día, en su héroe favorito. A veces no necesitamos un acontecimiento especial, sólo con la fantasía es suficiente.

Vía | Guía del Niño

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *