8 noviembre 2009 Consejos, Padres y madres

ideas y consejos para madres estresadas

De vez en cuando hay que hacer un alto en el camino e intentar recuperar el equilibrio interior. El cuidado de los niños, las tareas del hogar y una vida profesional, más o menos estresante, puede llevarnos a situaciones límite donde nos podemos sentir totalmente perdidas, anímicamente agotadas y con la fortaleza física por los suelos.

Por eso es importante que, de cuando en cuando, nos podamos permitir algún que otro lujo íntimo en el que poder abastecerse de energías renovadas. Aquí te contamos algunas propuestas que, seguro, te servirán de ayuda en tu día a día.

  • Respirar hondo. A veces tomamos la vida con tanta velocidad que nos olvidamos, casi, hasta de respirar. Si cada día nos tomamos una pequeña pausa en la que concentrarnos en la respiración nos va a ayudar a aliviar el estrés notablemente. Inspira profundamente por la nariz y, con la mano en el vientre, nota como el aire lo hincha para ser luego expulsado, lentamente, por la boca.
  • El momento zen. Hacer de cada gesto cotidiano un momento importante, único y vivificador. Intentar que la mente deje de saltar de un pensamiento a otro, concentrándonos en el simple movimiento que estamos realizando en ese instante: cepillarnos los dientes, maquillarnos o preparar la comida del pequeño.
  • El poder de los colores. Ya hemos hablado, en otras ocasiones, de la cromoterapia y de los múltiples beneficios que aporta en los niños y, también, en los mayores. Hay centros donde te ayudan a conocer y utilizar los colores. También puedes hacerlo desde casa, concentrándote en aquellos que necesites en ese momento.
  • Yoga para el cuerpo y para el alma. Son innumerables las ventajas que aporta la práctica de esta técnica milenaria, ya que no sólo nos ayuda físicamente si no que, también, mediante la relajación conseguimos equilibrar nuestro estado anímico, potenciando el bienestar de nuestro espíritu.
  • Una sesión de spa con masaje. Una de las prácticas que más está proliferando en los últimos tiempos y que, se ha extendido por la mayoría de ciudades, son los centros de spa que ofrecen la hidroterapia como alternativa para solucionar los problemas de estrés, entre otros muchos. Una buena sauna, un baño relajante y un masaje experto, suelen ser una buena medicina para reencontrarnos con el bienestar que a menudo perdemos en la urgencia de los días.

Vía | Hola

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • ambar fernandez

    parece mentira pero el tener un bebe no es un juego. cada vez es mas dificil el darles una buena educacion, tengo una de 11 años y uno de 1 año y estoy como loca

  • Sacra

    Cierto es, ambar fernandez, la responsabilidad de los hijos nos hacen mantenernos alertas durante las 24 horas del día, por eso parece que nos quedamos sin fuerza aunque, milagrosamente, surgen nuevamente para afrontar un nuevo día y un reto más.
    Gracias por leernos. Un abrazo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *