1 septiembre 2015 Noticias

decoración Doce de Octubre

La estancia de los niños en los hospitales suele ser, desgraciadamente, necesaria en muchos casos. Es por ello que cuánto más fácil se lo hagamos y más cómodos se sientan, mejor y más rápida sera la recuperación. Ya se sabe que tener un entorno agradable, que nos llene de energía, es vital para que nuestro organismo, a la par que el ánimo, se sientan más reconfortados.

Siguiendo estas pautas, muchos hospitales están re-decorando sus estancias infantiles para que los peques se sientan mucho más a gusto. Este es el caso del hospital madrileño Doce de Octubre que este verano ha tenido una reforma importante en su área materno-infantil. Colorido e imaginación para una estancia menos dolorosa.

Se trata de la tercera reforma que se realiza en este hospital y, concretamente, en la zona dedicada a los nacimientos y niños enfermos. En esta ocasión ha sido financiada por la Fundación Jaime Alonso Abruña, una organización sin ánimo de lucro que da apoyo a todos aquellos niños enfermos que se encuentran en situación vulnerable. Además de apoyar investigaciones sobre las distintas enfermedades que aquejan a los pequeños.

Patricia y Jesús son el alma de esta fundación, y allí estuvieron ingresados sus dos hijos afectados de graves enfermedades. Uno de ellos, desgraciadamente, falleció. Es por ello que han decidido donar los beneficios de este organismo para crear un espacio más cómodo y divertido a los pequeños que están allí ingresados.

El proyecto consta de una renovación completa de las instalaciones incluyendo mobiliario, pintura, protección y, también, la decoración de los pasillos y habitaciones, dejándola como un bonito paraíso lleno de personajes y escenas mágicas donde los niños ingresados se sentirán mucho más a gusto.

Vía | Cadena Ser

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *