28 marzo 2017 Ocio, Otros

Pavo Real

¿Eres aficionado a descubrir lo que está escrito en las estrellas? ¿Te apasionan las predicciones de los horóscopos? ¿Quieres saber si existe un camino marcado para tu bebé? ¿O quieres descubrir su personalidad incluso antes de nacer? Dependiendo del día de nacimiento tu bebé va a pertenecer a uno u otro signo del zodiaco pero ¿sabes que a parte del que todos conocemos también existen otros signos que te pueden ayudar?

La civilización maya fue especialmente conocida por sus predicciones y dotes de adivinación. Ellos tienen una serie de signos, distintos a los tradicionales, que coinciden con las fases lunares. Cada una de estas fases lleva el nombre de un animal. Hoy nos paramos en el Pavo Real que corresponde a aquellos nacidos entre el 15 de noviembre y 12 de diciembre.

Carismáticos, graciosos y egocéntricos

Los bebés nacidos bajo este signo son, sin duda, únicos e irrepetibles. Verás como, desde el primer instante de vida, se convierten en el centro de atención gracias a su simpatía y tremendo carisma. A medida que va creciendo, y siendo consciente de sus dotes sociales, se convertirá en el centro de cada reunión, siendo el centro de un círculo social al que todos quieren pertenecer.

Incluso aun queriendo pasar inadvertido, no podrá lograrlo y es que, en el fondo de sí mismo, le encanta ser ese ser único al que todos quieren acercarse. Sin embargo los niños pavos reales no eligen a amigos mediocres o personas que no destacan, lo que les lleva a ser algo extremistas en la decisión de su círculo amistoso.

Elegantes, exigentes y destinados al éxito

Precisamente por su forma de ser están destinados a ser personas de éxito, por eso trabajarán duro para conseguir sus metas y objetivos, ya que son totalmente conscientes de que ese éxito no llega por arte de magia. Suelen ser brillantes en sus trabajos, sean cuales sean, ascienden con rapidez por lo que no tienen problemas con el dinero.

Si tu bebé ha sido una niña, verás como le rodea un halo de elegancia que le acompañará el resto de su vida. Tanto si su estilo al vestir es sencillo, como si prefieres algo más sofisticado, la pequeña llamará la atención por esa elegancia innata.

A medida que crezcan, y vayan escogiendo sus parejas, verás como resultan ser exigentes a la hora de elegir el amor. Quieren que no sean seres mediocres pero que, tampoco, resalten más que ellos. Así que encontrar el equilibrio resulta un tanto complicado.

Vía | Portal del Tarot
Foto | Pixabay – Alexas Photos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *