14 febrero 2017 Ocio, Otros

ardilla, horoscopo

Con mayor o menor creencia, todos sabemos cual es nuestro horóscopo y lo que puede influir en nuestras vidas. No vamos a negar que, en más de una ocasión, nos hemos asomado a la página del periódico en el que se nos vaticinaba la suerte, según estos símbolos, y nos hemos quedado más tranquilos o más preocupados dependiendo de estas singulares adivinaciones.

Sea más o menos cierto, la verdad es que los horóscopos vienen a ocupar una importante parte de nuestro tiempo de ocio. Hoy, siguiendo con los símbolos que nos dejaron los mayas y, dependiendo de la fecha de nacimiento, nos encontramos con la Ardilla, que es el animal que representa a aquellos bebés nacidos entre el 30 de mayo y 26 de junio.

Inquietos y charlatanes

Los bebés nacidos bajo el designio de la Ardilla son, seguramente, los primeros en hablar de todo el listado de horóscopos maya. Les encanta hablar, contar, explicar y mostrar sus inquietudes a través de la palabra. Por eso resultan buenos comunicadores y, además, tienen un círculo social muy amplio ya que resultan ser muy persuasivos, consiguiendo caer bien a todo el mundo, sean cuales sean sus diferencias.

Sin embargo, esa charlatanería, a veces desbocada, hace que le lleve a ciertos problemas. Mantener un secreto con ellos es casi imposible. Sus impulsos y esa forma de actuar antes de pensar les suelen traer algún que otro problemilla. Sin embargo siempre son olvidados ante su gran corazón.

Creativos, ingeniosos y amantes de la vida sencilla

Tu bebé ardilla destacará, muy pronto, por su enorme energía pero, también, por sus dotes creativas y su ingenio. Tienen, además, una espontaneidad que los hace ser el centro de cualquier reunión o grupo de amigos. Son frescos y divertidos, muy sinceros pero sin llegar a la herida, de hecho no les gusta meterse en los problemas de otros y no son nada cotillas.

Gracias a su forma de ser espontánea y sincera, además de su gran don de gentes, serán unos excelentes periodistas, locutores o comerciales. Sin embargo, y a pesar de su éxito profesional, no serán amigos de los grandes lujos. Una vida tranquila y sencilla, con un trabajo que no le esclavice, será suficiente, al fin y al cabo, como las buenas ardillas, son estupendos ahorradores.

Vía | Portal del Tarot
Foto | Pixabay – Oldiefan

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *