30 noviembre 2012 Embarazo

Test antiguos

Continuamos contándote la historia de la prueba del embarazo. Por muchos años para saber si una mujer estaba o no embarazada se hacia la llamada ‘prueba de la rana’.

La idea había sido Eduardo de Robertis, un reconocido citólogo argentino. Se determinaba que la hCG actuara sobre las células de Sertoli, causando la expulsión de espermatozoides en los sapos.

Aunque parezca mentira en esa época este método era muy usado. Años más tarde de su creación uno de los discípulos del científico, Carlos Galli Manini realizó un experimento, inyectando orina en el saco linfático de los sapos, unas horas más tarde ellos desarrollaban una importante cantidad de espermatozoides si el líquido que se había inyectado contenía HCG. Este test de embarazo era bastante eficaz.

Este tipo de métodos son conocidos como métodos biológicos de detección de embarazos. Si bien los resultados eras buenos los investigadores querían obtener una forma de detección directa, que debía basarse en las reacciones químicas, esto recién fue posible en la década del 60.

En el análisis de sangre o de orina se llega a detectar una hormona llamada glicoporteica, que es producida por el embrión poco más tarde de la concepción. Esta hormona evita que se realice la descamación uterina que causa la menstruación. Además de enriquecer y revestir el útero de vasos sanguíneos y capilares.

Vía | Natalben
Foto | Flickr – Luc Viatour

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 diciembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *