29 octubre 2011 Noticias, Salud

Normalmente el cordón no es útli para el propio donante

Todos sabemos aunque sea de oídas de las enfermedades que se pueden tratar con las células del cordón umbilical. La sangre del cordón puede servir para tratar enfermedades de la médula ósea (leucemia aguda o crónica) y algunas enfermedades metabólicas y genéticas como son las inmunodeficiencias primarias. Durante el Congreso de de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), la donación de cordón umbilical ha estado presente. En el Congreso los expertos en hematología han expuesto que no creen que sea aconsejable almacenar los cordones umbilicales en bancos privados.

Los expertos nos recuerdan que normalmente el cordón no sirve para tratar al propio donante. Guillermo Sanz, jefe de Sección de Hematología Clínica del Hospital La Fe nos recuerda que probablemente la alteración genética causante de la enfermedad también esté presente en la sangre de cordón umbilical del afectado.

De hecho, el coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes afirmaba que en el mundo se han practicado más de catorce mil intervenciones con cordones ajenos (de bancos públicos) y sin embargo las cifras de la utilización de cordones propios son muy bajas.

En el Congreso de la SETH también subrayaron la importancia de que se tenga la certeza de que los bancos privados cumplan todos los requisitos exigidos para elaborar su función. Esta puntualización se debe a que los bancos privados suelen almacenar las muestras en el extranjero por lo que el proceso de transporte y conservación puede alterar los cordones. Igualmente señalan la necesidad de que en los bancos privados se de a los padres la información veraz sobre la utilidad real que se le puede dar al cordón en las enfermedades de sus propios hijos.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Andrechinn

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 octubre 2011
  2. Cortar el cordón un minuto más tarde 30 noviembre 2011
  3. Donación de sangre 10 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *