27 octubre 2015 Entretenimiento

vampiro con plato de papel

Por fin ya estamos llegando a la recta final del mes y pronto llegará una de las fiestas favoritas de los niños: Halloween. Aunque en nuestro país está todavía muy reciente, son muchos los peques que ya se han aficionado a meterse, de pleno, en este mundillo de miedo y terror en el que los disfraces son los grandes reyes.

Pero también podemos aprovechar para mantenerlos entretenidos realizando algunas manualidades. De esta forma van aumentando sus habilidades motoras y su imaginación. Aprovechando que Halloween ya está a la vuelta de la esquina, podemos proponerles hacer algún adorno para que nuestra casa luzca totalmente terrorífica. ¿Qué te parece este vampiro que vamos a hacer con elementos muy sencillos?

Los materiales que vamos a necesitar son: un plato de papel o plástico, pintura negra y cartulinas o goma eva (de color blanco, rojo y negro)

Lo primero que vamos a hacer es pintarle el pelo a nuestro terrorífico vampiro. Escogemos una de las partes del plato y primero lo dibujamos con un lápiz, marcándole bien un pico. Lo dejamos secar y, mientras tanto, vamos a ir recortando de la cartulina o la goma eva el resto de detalles que vamos a necesitar.

Los ojos dos círculos blancos y, sobre ellos, dos círculos negros más pequeños. Las cejas en negro y la boca, también en negro, en forma de semicírculo, de ella van a salir dos triángulos en blanco que nos servirán como colmillos, a los que pintaremos con unas gotitas de rojo, como si acabara de hincar el diente. Un lazo rojo, dos orejas negras y unas alas también negras serán suficientes para conseguir este divertido adorno de Halloween.

Vía | Crafty morning (en inglés)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *