19 octubre 2015 Entretenimiento

halloween tarjeta pies

Ya sólo quedan un par de semanas para celebrar Halloween. A los niños les gusta esta fiesta porque está llena de fantasía y actividades creativas con las que poder disfrutar todos juntos. Tanto en los preparativos, que deben empezar ya, como en misma celebración, los peques encuentran motivos suficientes para que el terror se convierta en una experiencia de total alegría.

Así que ya es el momento de ir preparando todo lo que nos va a ir haciendo falta: disfraces, decoración e, incluso, los ingredientes para preparar riquísimos y horripilantes platos para una noche muy especial. Hoy, de momento, os ofrezco esta divertida manualidad, que es sencillísima de hacer, y que nos puede servir como tarjeta de invitación para nuestra fiesta de Halloween, y también como elemento decorativo.

Sólo vas a necesitar cartulina, pintura de dedos y los pies de tu bebé. Primero vamos a recortar la cartulina al tamaño que queramos, pero siempre teniendo en cuenta que nos tienen que coger las dos huellas del pie de nuestro niño, también, si la queremos más pequeña, podemos prescindir de una de ellas.

Después untamos bien la planta del pie del niño y estampamos su huella en la cartulina. El último paso es darle los retoques que más nos gusten. En la foto superior se han hecho unas momias, por eso han utilizado pintura blanca. Con un rotulador han trazado unas rayas a modo de vendas, pintado la boca y los ojos.

huellas halloween

En esta foto, en cambio, vemos como han creado dos monstruos al estilo Frankestein, por eso la pintura utilizada es verde, aunque para los deditos, que semejan el pelo, han puesto pintura negra. Con un rotulador, también negro, le han puesto el resto de detalles: clavos en el cuello, boca, ojos y cicatriz.

Vía | Crafty morning (en inglés)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *