24 octubre 2015 Entretenimiento

halloween araña

Si quieres disfrutar de un buen Halloween es importante que todo lo tengas bien organizado. El disfraz, un menú terrorífico y algún que otro cuento de terror, pueden ser ingredientes perfectos para una noche de lo más divertida, pero ¿qué te parece si, además, convertimos nuestra casa en un auténtico pasaje de terror? A los niños les encantará participar en la decoración, así que lo mejor será que aproveches las ideas que te vamos dando.

Las manualidades suelen ser estupendas para mantener a los peques entretenidos, además de fomentar su creatividad e imaginación. Ya hemos visto como hacer con ellos tarjetas de invitación de lo más fantasmagóricas o murciélagos terribles con un tubo de cartón. Hoy, además, os traemos esta araña espeluznante que vamos a fabricarnos con muy pocos materiales y un poquito de imaginación.

Los materiales que vamos a utilizar: cartulina negra, pelapipas de color negro y unos ojos de plástico (opcional).

Lo primero es recortar cuatro círculos en la cartulina negra. Dos de ellos más grandes, y dos un poquito más pequeños. Los grandes nos servirán para construir el cuerpo de la horrible araña, y los más pequeños para la cabeza.

Primero vamos a coger los dos círculos más pequeños y en uno de ellos vamos a pegar las pelapipas que nos van a servir como las patas de nuestra araña. Una vez ya las tengamos pegadas, cuatro a cada lado del círculo, pegamos el otro círculo encima. Sobre éste le colocamos los ojos. Si bien aquí son de los de plástico, también podemos pedirle al niño que los dibuje con una pintura blanca.

Una vez ya hemos conseguido tener la cabeza, ahora vamos por el cuerpo. Tomando un poquito de la cabeza, pegamos ambos círculos. Después le hacemos un agujerito y pasamos una tira de tela o de lana para poder colgarlo en cualquier rincón de la casa.

Vía | Crafty Morning (en inglés)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *