9 junio 2009 Consejos, Desarrollo, Juegos y juguetes

habilidades manuales entre los 2 y 3 años

Entre los dos y tres años, nuestro bebé empieza a desarrollar una serie de habilidades que le van a ser muy beneficiosas para el futuro. Es por eso que nuestra misión como padres es estar a su lado, animando sus avances y ayudándole a que, poco a poco, consiga su autonomía. Es el momento en el que empezará a querer coger los cubiertos solo e intentará vestirse o desvestirse sin tu ayuda.

Por regla general se desvestirá mucho antes que intentar vestirse. Es importante que, durante este periodo, intentes ponerle ropa cómoda a fin de facilitarle la tarea. Pantalones elásticos en vez de petos o pantalón con botones o cremallera, falda en vez de vestido, zapatillas con velcro en lugar de los cordones… Además de por la facilidad de ponerse y quitarse las prendas, no debes olvidar que acaba de abandonar los pañales y necesitará de rapidez y comodidad para ir al aseo.

A partir de los dos años también es capaz de alimentarse solo. Esta es una de las actividades que más satisfacciones le aporta ya que se siente muy feliz cuando ve que es capaz de manejar la cuchara o el tenedor con cierta soltura. Como en todo debes estar atenta pero no agobiarle ni reprenderle si se mancha o derrama algo de comida (es lo lógico y está dentro del proceso de aprendizaje).

Algo que les viene muy bien en esta época, a fin de afianzar su habilidad, son los trabajos manuales: plastilina, barro, pintura… Es durante esta etapa cuando el niño disfruta más con el proceso que con el resultado. Es fácil que hagan garabatos que luego identifican con cualquier objeto o persona familiar. También en su motricidad va adquiriendo una destreza especial. Empieza a jugar con piezas más pequeñas que manipula con total soltura, ya no necesita pelotas grandes, con una de tenis, por ejemplo, aprende a lanzarla, recogerla, botarla… Puedes invitarle a hacer collares con bolitas, con macarrones para luego pintarlos, invitarle a que toque algún instrumento musical como un tambor o un xilófono. También suele gustarles mucho vestir y desvestir a los muñecos.

Recuerda que debes elegir juguetes que, además de entretenerle, le ayude a fomentar sus habilidades manuales y con los que pueda desarrollar sus capacidades motrices y perceptivas.

Vía | El Bebé

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Jugar con plastilina 28 septiembre 2009
  2. Manualidades de Halloween: guirnalda de fantasmas 18 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *