17 septiembre 2012 Noticias, Opinión, Padres y madres

Les dan la cena y les bañanEn estos momentos de crisis que estamos pasando son muchas las personas que tienen que aceptar todo tipo de trabajos para hacer frente a los gastos familiares o también hay muchas otras que por miedo a perder sus empleos tienen dificultades para conciliar su vida laboral y la familiar. Muchísimos son los casos de madres trabajadoras fuera de casa que si en otros momentos hubiesen optado por dedicarse al cuidado de sus hijos solicitando excedencias ahora no tienen más remedio que seguir trabajando para no perder sus ingresos.

Motivadas por el incremento de la necesidad de ampliar horarios de guardería ante las nuevas necesidades, “Mi escuela infantil”, una guardería de Andalucia ha decidido añadir a sus servicios la posibilidad de bañar a los pequeños para que al llegar a casa ya estén listos para ir a la cama. Por supuesto, este no es el único de sus servicios “revolucionarios”, según cuenta su directora Monserrat López.

En esta guardería para niños de 0 a 6 años los niños recibirán pequeñas clases de informática e inglés además de todos los cuidados y actividades para desarrollar el aprendizaje. Los padres también podrán seguir la jornada de sus hijos gracias a unas cámaras distribuidas por todas las clases. Tan sólo tendrán que conectarse vía internet para asegurarse de que sus hijos están perfectamente. La guardería ofrece sus servicios desde las siete de la mañana hasta las nueve de la noche haciéndose cargo en el caso de que así lo soliciten los padres, de darles el desayuno, la comida, la merienda y la cena a los pequeños.

Personalmente y dejando a un lado las necesidades de cada familia, esta noticia me provoca un poco de tristeza. No hay nada más bello que poder disfrutar junto a los niños aunque sólo sea unas horas al día. Pensar que después de toda una jornada laboral tan solo quedarán unos minutos para estrechar lazos con tu hijo antes de irse a la cama me provoca un poco de desazón. Para que luego digan que cada vez se está más cerca de conseguir la conciliación entre la vida laboral y la familiar. Señores, esto no es conciliación, es sacrificio.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Sanutri

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *