8 marzo 2010 Embarazo, Noticias, Padres y madres, Salud

Los grupos de apoyo en India reducen la mortalidad neonatal y materna
El University College de Londres ha puesto en marcha un proyecto en alguna de las zonas más deprimidas de la India. A través de la creación grupos de apoyo para madres en los que pudieran reunirse y compartir experiencias y consejos sobre el embarazo, el parto y la maternidad, se buscaba reducir las altas cifras de mortalidad en estas zonas. Los autores han apuntado que en India se producen el 20 por ciento de todas las muertes maternas a nivel mundial, el 21 por ciento de las de menores de cinco años y el 25 por ciento de las muertes neonatales y por ello, “hay una necesidad urgente de encontrar estrategias rentables para reducir estas tasas”.

En 2004 se probó el efecto de los grupos de apoyo en Nepal con buenos resultados sobre la mortalidad neonatal. Ahora se han creado dos grupos en dos estados del este de la India. La cifra de participantes subió del 17 por ciento de mujeres en edad fértil el primer año al 55 por ciento en el tercero, en el que además acudían adolescentes, ancianas y algún hombre. Los grupos estaban dirigidos por mujeres locales entrenadas para mediar y tratar los temas que correspondían.

Antes de iniciarse el proyecto, la tasa de mortalidad neonatal era de 49 fallecidos por cada mil nacidos vivos en Jharkhand y de 45 en Orissa. La mortalidad infantil se redujo en un 45 por ciento entre las participantes comparadas con las que no lo hicieron, durante los dos últimos años. Además la depresión postparto moderada bajó en un 57 por ciento y la mortalidad materna, que en principio no era objeto de estudio, en un 30 por ciento.

Los autores señalan que estos grupos de apoyo son más eficaces que los consejos profesionales. La posibilidad de pensar en estos temas, comentar los métodos para resolverlos y la red de contactos que se forma disponible para ayudar, han resultado ser muy efectivas. Según el director del estudio, la higiene y los cuidados han sido factores muy importantes en el resultado, “Hubo un distanciamiento de las prácticas dañinas como dar a luz en ambientes sucios o retrasar la lactancia. Hemos visto mejoras significativas en cosas como la higiene básica de las personas que asistían los partos, la limpieza del cordón umbilical, etc.”.

Los mismos investigadores realizaron el mismo proyecto en Bangladesh pero sin el mismo éxito. Explican que puede deberse al menor número de participantes.

Vía | El Mundo
Foto | World News

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Noruega, el mejor país para ser madre; España desciende en el ránking 5 mayo 2010
  2. Incentivos para controlar la población en varias partes del mundo 7 mayo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *