9 junio 2009 Consejos, Embarazo

pilates embarazo

En nuestro afán para que no dejes de realizar actividad física durante tu embarazo seguimos recomendándote diferentes actividades. Hoy le toca el turno al Tai-chi-chuan y pilates.

  • Tai-chi-chuan
  • Es ideal para que mejores el ritmo respiratorio, la postura y puedas eliminar dolores y tensiones. De la misma forma que el yoga ayuda a mejorar la flexibilidad y tonifica los músculos de una manera progresiva y natural.

  • Pilates
  • Trabaja especialmente el área pélvica, los glúteos y el abdomen, así como en el fortalecimiento de la columna vertebral. El pilates ayuda a fortificar la musculatura profunda sin causar daño alguno a vos o a tu bebé. Las técnicas de respiración que son usadas en pilates te ayudaran a controlar la respiración en el momento del parto.

    Durante la gestación, los músculos de la pared abdominal se estiran por el crecimiento del bebé y pueden debilitarse. Por su parte, los músculos de la zona pélvica sufren una gran tensión y tienen a estirarse y a bajar debido al peso del bebé. Justamente, como pilates se enfoca en los músculos de la pared abdominal y de la pelvis, puede ser muy útil.

    La mayoría de los ejercicios se realizan en la posición de rodillas y con las manos en el suelo, postura que se considera ideal en esta etapa porque ayuda a eliminar la tensión en la espalda y de la pelvis y al final del embarazo hace que el bebé adopte la posición correcta para nacer. De todas formas, es importante asegurarse que la mamá pueda realizar contracciones fuertes apretando los músculos del suelo pélvico, así como los inferiores de la pared abdominal para así evitar poner demasiada presión en las articulaciones y ligamentos durante los ejercicios.

    Fuente | Revista Única Mi bebé

    También te puede interesar

    Comentarios

    Enlaces y trackbacks

    1. Bitacoras.com 9 junio 2009

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *