16 diciembre 2009 Noticias, Parto

Los genes maternos podrían ser un factor de riesgo para tener un parto prematuro
Hay estudios que confirman lo que nuestro sentido común ya nos había contado. Algunas mujeres se parecen a sus madres y no solo físicamente, también en cosas como los ciclos menstruales. Por eso no es sorprendente que hayan encontrado una relación entre los genes maternos y la posibilidad de tener un parto prematuro.

Dos estudios publicados recientemente en el American Journal of Epidemiology sugieren que para tener un parto prematuro lo que pesa más son los genes maternos, y no los genes que afectan al desarrollo fetal y que son heredados de ambos padres. Así, los primeros serían responsables de un cuarto de la variación del riesgo de parto prematuro en la población, mientras que los segundos apenas tienen significación estadística.

En los estudios se comprobó que el riesgo de parto prematuro aumenta si una mujer tiene a su madre, una hermana o una hermanastra de madre que habían tenido un parto pretérmino. En comparación con las mujeres que sin estos antecedentes, las del primer grupo son un 60 por ciento más propensas. En la investigación sueca, las hermanas de las mujeres que habían tenido un parto prematuro tenían un 80 por ciento más de riesgo.

Sin embargo, la vía paterna de la familia, las esposas de los parientes masculinos no influyen sobre el riesgo de dar a luz antes de tiempo. Tampoco en el caso de las mujeres de los hermanos. Este dato sugiere a los investigadores que el ADN mitocondrial, el que se hereda sólo de la madre, podría ser influyente.

Al margen de los antecedentes familiares, la mayoría de mujeres no tienen un parto prematuro. Por tanto, tener una mujer en la familia que lo haya sufrido, no quiere decir que la embarazada vaya a tener también un parto pretérmino.

Vía | Medline Plus
Foto | Crece bebé

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *