18 noviembre 2011 Noticias, Salud

Mayor ansiedad por separación en los niños con un gen alterado
Investigadores canadienses han relacionado por primera vez la ansiedad por separación con un gen. Es normal que entre los 8 meses y el año de edad, el niño sea consciente de que su madre o cuidador, se va de la habitación y eso le provoque cierta ansiedad. Aún no tiene claro si está muy lejos o si va a volver. Esto se va superando con la edad, según amplían su mundo y experiencias. Pero, en algunos niños la ansiedad por separación se convierte en trastorno.

El trastorno de ansiedad por separación puede provocar síntomas de pánico, de angustia, temor a dormir sólo, pesadillas y en general un estado ansioso en el niño, incluso antes de que suceda la separación. En estos casos lo recomendable es consultar con el pediatra. Hay un trastorno genético, el Síndrome Dup7q11.23 que causa en los peques, entre otras cosas, ansiedad social y fobias. Este síndrome está causado por la duplicación de 25 genes en el cromosoma 7, incluyendo el GTF21.

Los autores del estudio compararon a un grupo de niños con este síndrome, con otro grupo que tenía Síndrome Williams Beuren. En este caso al enfermo le faltan 25 genes del cromosoma 7, en la mayoría falta el GTF21. Son niños muy sociables, sin ansiedades sociales. Los investigadores observaron que el 26 por ciento de los niños con Síndrome Dup7q11.23 sufría trastorno de ansiedad por separación. Tanto en el grupo del Síndrome de Williams-Beuren, como en el control de niños sin alteraciones genéticas, el porcentaje en que apareció el trastorno fue de un 5 por ciento.

Para comprobar si el GTF21 era el responsable de la diferencia, experimentaron con ratones. Unos crecieron sin el gen y otros lo tenían duplicado. Los segundos al separarse de la madre vocalizaban más de lo habitual. Los primeros no hacían nada.

La investigación está aún por publicar y revisar, pero su autora principal, Lucy Osborne ha explicado que “Nuestra investigación provee evidencia del primer gen que causa ansiedad por separación. Estos hallazgos podrían llevar al desarrollo de terapias más dirigidas para los trastornos de ansiedad.

Vía | Healthfinder
Foto | Flickr-PhilBaley Photography

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *