19 junio 2012 Desarrollo, Noticias

Vamos a gatear
Estudios realizados por el Instituto Fay desde 1995, demuestran que la falta de gateo en los niños puede afectar a su futuro desarrollo cognitivo y sensorial.

La falta de este desarrollo, puede llegar a causar serios trastornos cognitivos de cara al futuro, siendo más acusado, de manera curiosa, en los niños adoptados.

El gateo permite que el bebé establezca una relación en el espacio con respecto a la distancia al suelo y los ojos, desarrollando el sentido de la coordinación y la lateralidad. En el caso de los niños adoptados, se puede generar estrés por el abandono de su madre biológica, así como por la falta de transmisión de afecto en sus primeros meses de vida. Pero ello no significa que no pueda suceder con recién nacidos en circunstancias normales, debido sobre todo a complicaciones durante el parto.

Todo esto daña el sistema vestibular, el cual proporciona el sentido de equilibrio y control del espacio en el que nos movemos. Gracias a tareas sobre la estimulación sensorial, se consigue mejorar y conseguir nuevas conexiones cerebrales entre neuronas.

Si alguien pensaba que el gateo sólo servía para que el niño se moviera de un lado a otro, está equivocado. Las aportaciones que realiza al futuro desarrollo cognitivo del niño son importantes. Y no debemos olvidar que también se pueden dar en mayores, derivado de la falta de prevención cuando eran más pequeños. Pero nunca es tarde y es posible reconducirlo. Por lo que, todo lo que se pueda corregir, cuanto antes, mejor.

Vía | ABC.es familia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 junio 2012
  2. Los distintos tipos de gateo en el bebé 20 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *