8 junio 2009 Consejos, Noticias, Seguridad

El gas de la cocina y la calefacción puede afectar al desarrollo del bebé
La combustión de gas en casa puede afectar al desarrollo neuropsicológico de los bebés, especialmente si existe una determinada predisposición genética. Es la conclusión a la que han llegado investigadores del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (Creal)-IMIM Hospital del Mar, tras realizar un seguimiento a 482 niños menorquines desde los 3 meses a los 4 años de vida.

Actividades que realizamos en casa tan habitualmente como cocinar y poner la calefacción, producen dióxido de nitrógeno que es altamente tóxico para las células. El organismo se defiende del estrés oxidativo que produce el óxido de nitrógeno codificando mediante el gen GSTP1, la síntesis de una proteína antioxidante muy activa en el cerebro de los bebés el primera año de vida. Algunas personas tienen una variante de ese gen alterada, lo que le impide eliminar los oxidantes.

Los resultados de la investigación reflejan que la contaminación ambiental en el hogar se relaciona con el desarrollo cognitivo de los niños. Las concentraciones de dióxido de nitrógeno provocan cambios en el comportamiento que se perciben cuando el niño tiene la variante del gen GSTP1 alterada. Los expertos consideran que deben seguir estudiándose los efectos nocivos de la combustión y descubrir si desaparecen con el tiempo.

Las recomendaciones son: utilizar el extractor de humos y ventilar el ambiente interior cuando se cocine. Yo añadiría que los niños no deben estar en la cocina cuando el fuego está encendido. No sólo por lo que puedan inhalar, también por evitar accidentes con el fuego y los líquidos calientes.

Vía | Europa Press
Foto | Nice cook

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *