16 febrero 2015 Embarazo, Salud

fumar y diabetes

Los perjuicios de fumar en el embarazo son cada vez mayores. Según las investigaciones que se han ido realizando a lo largo de los últimos años, son muchas las secuelas que quedan en nuestro bebé si continuamos con el hábito del tabaco a lo largo de la gestación.

Exponer a nuestro bebé al tabaco a lo largo del embarazo provoca problemas de asma y alergias, aumenta el riesgo de que las niñas sufran obesidad y los niños sean infértiles. Además se puede adelantar el parto, resulta peligroso para aquellas embarazadas que sufran tensión alta y es más fácil sufrir un aborto involuntario. Pero ahora, además, se ha descubierto que el tabaco aumenta el riesgo de que nuestro bebé sea un adulto que padezca diabetes.

Este descubrimiento se ha realizado en la Universidad de California en Davis, Estados Unidos. La conclusión final que lanza este estudio es que aquellas niñas cuyas madres han fumado en el embarazo son más propensas a padecer diabetes siendo adultas.También se ha descubierto que los padres fumadores también influyen en esta enfermedad, aunque haría falta mucha más investigación sobre ello.

Además se ha constatado que el tabaco está ligado con la obesidad en las niñas. Para ello se analizaron a 1.800 hijas de distintas mujeres comprobando que el riesgo de aumento de peso iba íntimamente unido al peso de los bebés. De todos modos sí se averiguó que el peso al nacer no era un factor de riesgo a la hora de padecer diabetes.

Vía | Infosalus
Foto | Visión Global

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. La alimentación de la embarazada influye en el ADN del bebé 18 junio 2015
  2. La mitad de mujeres fumadoras no dejan el tabaco durante el embarazo 13 febrero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *