11 agosto 2009 Otros, Recién Nacido, Salud

Fimosis y circuncisión del bebé
La fimosis es la estrechez del prepucio, la piel retraible que recubre el pene y que impide la retracción del mismo sobre el glande (parte final del pene). El 80 por ciento de los recién nacidos tenen el glande protegido por el prepucio para evitar irritaciones por la orina. Es normal en los niños menores de 2 años, siempre y cuando no tenga ningún síntoma. En la mayoría de los niños se soluciona espontáneamente antes de los 2 años o entre los 2 y los 3, porque no son auténticas fimosis, sino adherencias balanoprepuciales simples.

El pediatra te indicará como debe ser la higiene del pene de tu bebé. Si el prepucio no se retrae facilmente, se puede intentar bajarlo un poquito cada día. Con mucho cuidado porque puedes provocarle grietas o sangre al niño, haciéndole mucho daño y arriesgándote a que contraiga una infección. Siempre contando con el pediatra, si esto no funciona, se pueden probar un tratamiento tópico con corticoides que da muy buenos resultados y evita casi todas las cirugías. Este tratamiento está recomendado para bebés que ya tienen control de sus esfínteres.

Si la fimosis causa algún problema en el bebé, como infecciones de orina o del glande, se puede operar antes de los 5 o 6 años. La operación se llama circuncisión y consiste en cortar la piel que recubre el glande, dejándolo al descubierto total o parcialmente. Es una práctica habitual en algunas culturas y religiones. En Estados Unidos, por ejemplo, se practica la circuncisión a casi todos los niños como forma de prevenir las infecciones de orina, sin embargo es una práctica cada vez más cuestionada. No tiene riesgo si se practica de forma adecuada y con las condiciones necesarias.

Otro tipo de intervención quirúrgica es la prepucioplastia, que conserva el prepucio y le da mayor diámetro. No siempre es posible realizarla, y el niño tendrá que mantener una adecuada higiene toda la vida. En ambos casos el postoperatorio dura alrededor de una semana, en la que será necesario hacer curas diarias y tratar al niño con medicamentos contra el dolor.

La parafimosis constituye aquella situación en la que tras retraer el prepucio, éste, al ser estrecho, extrangula al pene siendo difícil retornarlo a su situación normal provocando, a veces, erección y comprometiendo el riego sanguíneo del mismo. Es una urgencia médica, muy dolorosa para el niño. Se puede colocar hielo (envuelto en una bolsa o paño) e intentar unos segundos despues, empujar el glande hacia dentro para que el prepucio se coloque en su sitio. Si no se consigue se debe acudir a urgencias.

Vía | AEPED
Más información | Guía Infantil

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Giovanna

    Hola mi bebe tiene 13 meses y le mandaron realisar la cirujia por que tiene fimosis por lo que e visto todos esperan a los 2 años y no me gusta nada por que dicen que lleva anestecia general yo vivo en uruguay y la vdd estos super preocupada

  • Belén

    Giovanna, te entiendo, todas nos preocupamos si le tienen que hacer algo a nuestros niños, por pequeño que sea. En este caso piensa que es una operación que se hace a muchísimos niños cada día. Lo normal es que usen anestesia local, si te han hablado de general puede ser para que el niño no se mueva, aunque quizá se trate de una sedación y no de anestesia. Yo hablaría con el médico, pregúntale por el tratamiento con corticoides y que te explique bien la operación y te diga si puedes hacer algo estos 11 meses para intentar evitarla. Ya nos contarás que te ha dicho, gracias y un saludo,

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 agosto 2009
  2. La circuncisión bajo la lupa 1 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *