13 octubre 2015 Embarazo, Salud

fetoscopia cuando hacerla

La fetoscopia es una técnica médica, de última generación, que permite realizar ciertas operaciones quirúrgicas al bebé mientras todavía está en el vientre materno. Para ello se realiza una pequeña incisión en el abdomen y se introduce una cánula, llamada trócar, y dentro de ella un tubo flexible o fetoscopio, a través de las imágenes que nos va ofreciendo la ecografía o de una pequeña cámara introducida en este mismo tubo, el cirujano va operando y corrigiendo los problemas que presenta el bebé, la placenta o el cordón umbilical.

La fetoscopia se realiza cuando el riesgo de muerte fetal es elevado o cuando la cirugía una vez ha nacido sería imposible. No olvidemos que cualquier intervención durante este tiempo supone también un riesgo, especialmente para el bebé, por eso los casos en los que se emplea son más limitados. ¿Sabes cuáles son?

  • Síndrome de transfusión fetofetal. Ocurre en algunos casos de gemelos que comparten una sola placenta. Consiste en que uno de los bebés se convierte en donante de sangre de su hermano. Tiene un riesgo de mortalidad elevado. Entre las semanas 15 y 28 de embarazo se puede operar siendo el éxito de un 75 al 90 por ciento.
  • Crecimiento intrauterino retardado. Vuelve a ocurrir en aquellos bebés que crecen en la misma placenta y que uno de ellos no crezca de forma adecuada e impida el buen desarrollo del otro. Con la fetoscopia hay un alto riesgo de que fallezca el que no crece adecuadamente, pero asegura que el hermano sí lo haga.
  • Enfermedades pulmonares. El bebé puede desarrollar quistes, hernias diafragmáticas congénitas o hidrotórax fetal, gracias a esta intervención se pueden eliminar.
  • Obstrucción urinaria. El bebé puede presentar, en las primeras fases de gestación, una obstrucción en sus vías urinarias lo que le lleva al fallecimiento. Con la fetoscopia se salva en todos los casos.
  • Otros problemas que pueden solucionarse con esta intervención son las que están relacionadas con enfermedades congénitas como las relacionadas con el corazón o distintos tumores fetales.

Vía | Consumer
Foto | Baby affinity

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *