6 agosto 2009 Consejos, Educación, Padres y madres

feng shui en un hogar con niños II

Y os seguimos ofreciendo una serie de pautas que, según el Feng Shui, son importantes para que los niños se sientan identificados, seguros y felices en un hogar donde se va a desarrollar su vida y, por lo tanto, de ahí vendrá parte del éxito en su futuro. El hogar no es un espacio vacío, arbitrario y pétreo, cada rincón, cada esquina o mueble debe estar pensado y creado para nuestro disfrute y bajo la perspectiva de nuestra personalidad.

  • Una antigua regla del Feng Shui dice que “ventanas grandes en la casa hacen niños indisciplinados”. Y es que los niños se distraen con mucha facilidad, por eso es importante ver de que modo situamos su lugar de estudio para que no se “evada” por ninguna de esas ventanas. A la hora de estudiar no deben situarse frente a la ventana ni de espaldas a la puerta. Las cortinas y los espejos pueden ayudar a corregir estas condiciones negativas.

  • El lugar de estudio para los niños debe ser un sitio diferente al que juegan o descansan. Si es en el mismo cuarto, debemos hacer una especie de separación virtual, por ejemplo utilizar un tono distinto en las paredes de ese rincón. Un azul cielo es perfecto para dar calma y concentración. Evita los tonos neutros como blanco, negro o gris.
  • Lo ideal es que su cuarto mire hacia el Este y que reciba abundante luz natural. Además debe contener dos fuentes, distintas, de luz artificial. Una de ellas debe ser la general, más o menos intensa, y otra, más suave, quizás con un tono rosa, que prepare a los niños para el sueño. Evitar los fluorescentes.
  • En la China antigua, por supuesto, no existía la televisión, así que el Feng Shui moderno es el que nos ofrece nuevas reglas. Aunque la televisión mantiene a los niños calmados durante un tiempo, también puede convertirse en un tirano y dominar el espacio donde se encuentre, y eso sucede también con los juegos electrónicos o con el ordenador. Lo mejor es que estos elementos no se encuentren en el cuarto del niño y puedan estar en un espacio común donde poder controlarlos.

Vía | Guía Infantil

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *