3 mayo 2010 Embarazo, Noticias, Salud

La falta de sol en el primer trimestre podría predisponer al bebé a sufrir esclerosis múltiple
Un nuevo estudio relaciona el riesgo de que un niño sufra en el futuro esclerosis múltiple, con la baja exposición al sol de su madre durante el primer trimestre de gestación. El origen sería la falta de vitamina D, que se relaciona con esta enfermedad. Esta vitamina podría ser importante en el desarrollo del sistema nervioso del feto.

El equipo australiano de Judith Staples y Lynette Lim de la Australian National University en Canberra, analizó los datos de 1.524 pacientes de esclerosis múltiple nacidos entre 1.920 y 1.950. Descubrieron que la mayoría había nacido entre noviembre y diciembre. Estamos hablando del hemisferio sur, lo que quiere decir que el primer trimestre de embarazo coincidió con los meses más fríos, entre abril y junio.

Los pacientes nacidos entre mayo y junio, es decir aquellos cuyo primer trimestre de gestación coincidió entre septiembre y noviembre, eran significativamente menos. El riesgo para el primer grupo era de un 30 por ciento más que los nacidos en meses fríos. Los investigadores interpretan que ante las bajas temperaturas las embarazadas permanecen más tiempo en casa y por tanto reciben menos vitamina D.

Los resultados coinciden con estudios previos en el hemisferio norte, en los que se comprobó una mayor incidencia de esclerosis múltiple en los nacidos en mayo. Además se sabe que cuanto más lejos del Ecuador, mayor es el número de pacientes de esta enfermedad. Recomiendan, por tanto, que se evalúe la conveniencia de administrar a las gestantes un suplemento de vitamina D.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Star Mama

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *