10 noviembre 2016 Embarazo, Salud

falta de vitamina b12 en el embarazo

La alimentación es muy importante a lo largo de nuestra vida, a partir de ella vamos edificando nuestro organismo, manteniéndolo sano y consiguiendo reunir las suficientes energías para enfrentarnos al día día con toda su intensidad. Una buena alimentación es siempre una garantía de una existencia mucho más placentera y segura. Tal es su influencia en el ser humano que empieza mucho antes de que seamos gestados.

Son muchos los estudios que demuestran que la alimentación de las personas que quieren ser padres es fundamental, incluso cuando el embarazo es, todavía, una utopía. Son muchas las vitaminas fundamentales que tienen una influencia directa en la formación de nuestro bebé, especialmente a lo largo de las primeras semanas. Una de ellas es la vitamina B12, cuya carencia en el cuerpo de mamá puede provocar alteraciones en el metabolismo del bebé, así como otros problemas de salud. En el último estudio con el que nos hemos encontrado, este déficit lo relacionan con mayor riesgo de que nuestro niño padezca diabetes.

La vitamina B12 y las dietas veganas

La vitamina B12 se encuentra, mayoritariamente, en los alimentos de origen animal: pescados, carnes, aves de corral, huevos y leche; por eso suele encontrarse en menor cantidad en aquellas mujeres que llevan una dieta vegana. En esos casos es necesario que se complete con algunas vitaminas extras para equilibrar esa carencia.

Sin embargo, y lejos de lo que pueda parecer, las mujeres que tienen deficiencia de la vitamina B12 suelen presentar un mayor índice de masa corporal, problema que se asocia, además, a altos niveles de colesterol y a dar a luz a bebés con menos peso.

embarazada comiendo pescado

La leptina o la hormona que controla el apetito

Según esta nueva investigación, realizada en Reino Unido, el problema parece estar en la leptina, una hormona que es la reguladora de la saciedad tras la ingesta del alimento. Ella es producida por las células grasas del cuerpo y sus niveles dependen de los alimentos que tomemos. Tomar grasas de origen animal es bueno, en su justa medida, ya que tanto en carencia como en exceso nos vendrían asociados importantes problemas en la salud del bebé.

Las mamás con carencia de B12, sus bebés producen más leptina

A lo largo de esta investigación se encontró que aquellas madres que tenían niveles bajos de la vitamina B12, sus bebés presentaban más niveles de leptina. Esto hace que el bebé, todavía en el útero materno, acumule más grasa y altere su producción de este tipo de hormona, que a su vez, provoca cambios en el metabolismo del niño. Uno de los más importantes el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Vía | Infosalus
Fotos | Hijo sano y México fértil

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *