22 diciembre 2009 Consejos, Opinión, Padres y madres, Recién Nacido

bebe faja

El titulo es determinante y lo que dicen algunos profesionales también, pero vamos a explicarte el porqué.

Hace muchos años atrás los niños pequeños parecían verdaderas momias. Estaban fajados de arriba abajo, e inclusive hasta los brazos quedaban dentro de la faja. No sé qué explicación darían nuestros bisabuelos, pero eso era una barbaridad, no sólo desde el punta de vista físico sino psíquico. Se imaginan, tener encerrado en un vendaje tan absurdo justo a un niño, que es todo movimiento y libertad.


Esa antigua y larga faja se fue reduciendo a través del tiempo y en nuestros días se limita a la zona del abdomen claro, es mucho menos maldita que aquella, pero tampoco cumple una función útil. A lo sumo contribuye a sostener la ropa y nada más.

No solamente no hace bien, sino que en caso de usarla muy ajustada, molesta al niño y anula un poco esa otra faja natural que son los músculos abdominales.

Cuando un músculo no trabaja se va atrofiando. Se va reduciendo la faja hace que los músculos abdominal pierdan fuerza y no sostengan los órganos internos, pues esa labor la cumple ella misma.

Cuando respiramos movemos el tórax y el abdomen. Al entrar aire hinchamos el pecho y sacamos barriga. Prueba y veras. Por lo tanto, su la faja está muy ajustada le impide al bebé sacar la pancita para afuera al respirar.

Vía | Ser Padres Hoy

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • mama karin

    y en serio piensan que alguien en los ultimos 10 años lo usa habitualmente?
    es como me digan que la esclavitud no se usa mas… pues obvio…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *