10 agosto 2009 Consejos, Recién Nacido, Salud

factores que perturban el sueño del bebé I

La principal actividad de nuestro bebé, nada más nacer, es dormir. Durante los primeros meses la mayoría del tiempo lo pasa durmiendo por eso, a no ser que existan cualquier otro tipo de problemas de salud, pocas cosas van a interrumpir sus largos periodos de descanso. Sólo la falta de comodidad hará que nuestro pequeño tenga problemas para conciliar el sueño. Son muchos los factores que pueden provocar este malestar, aquí os mostramos algunos.

  • La cuna. Hay niños que se mueven en exceso aun estando dormidos, por eso debemos asegurarnos de que las chichoneras les protegen bien a fin de no tener percances si se golpean contra los barrotes. Asegúrate de que su colchón no sea excesivamente blando, un colchón más duro le hará mantener su columna en buena posición y, por lo tanto, sentirse más cómodo.

  • El calor. Nos daremos cuenta si nuestro bebé tiene calor cuando veamos su cara y cuello enrojecidos. La temperatura de su pecho, a nuestro tacto, debe darnos una sensación de tibieza y no de calor ni pegajoso. Quítale ropa o ábrele un poco sus prendas.
  • El frío. Debes abrigar a tu hijo de forma que se sienta cómodo. Si es de los que toleran taparse con mantas o colchas no debes vestirlo en exceso para ir a dormir; en cambio, si es de los que no toleran la ropa de cama, mejor será que lo vistas de forma abrigada para que lo proteja directamente de cualquier enfriamiento. Asegúrate, también, de que no existen corrientes de aire en su habitación, especialmente en invierno.
  • Los ruidos. Los sonidos repentinos o constantes también pueden ser un factor que perturbe el sueño del bebé. Por eso es mejor que intentes adecuar esos ruidos, que se producen en el hogar de forma cotidiana (la lavadora, la aspiradora, el frigorífico) con el tiempo en el que el pequeño está despierto. También es importante que en la habitación donde descansa no haya un televisor encendido, el sonido y la luz que emite no le deja descansar bien.
  • El hambre. Es la causa principal de que nuestro bebé se despierte con relativa frecuencia. Los primeros meses lo hará de forma metódica y, más o menos, ordenadamente, siempre siguiendo un mismo patrón. Una vez le hayas dado su alimento volverá a coger el sueño de forma inmediata.

Vía | Babysitio
Imágen | Cosas de Bebés

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Factores que perturban el sueño del bebé (II) 10 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *