12 agosto 2015 Noticias

Una interesantes investigación

Una investigación ha determinado que el hecho de vivir en lugares más altos se vincula con el riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. La investigación señaló que este aspecto puede llegar a duplicar las probabilidades, si bien sigue siendo algo muy raro, incluso en los sitios de altitud superior.

La investigación se realizó basándose en 400 mil bebés que nacieron entre los años 2007 y 2012 en sitios con una altitud superior a los 2438 metros sobre el nivel del mar. Cabe destacar que los científicos señalaron que los hallazgos no permiten demostrar que las grandes alturas contribuyen a las muertes de los bebés. Aunque señalaron que también es posible que que pueda influir el hecho de que el aire sea menos denso en los sitios elevados.

El Doctor David Katz considera que este estudio permitirá que la investigación continúe, pero no aconseja que ninguna persona deba abandonar los sitios de una gran altitud en base a los datos de este estudio. Si bien los bebés que viven en la parte alta de las montañas enfrente una posibilidad más alta de sufrir el Síndrome de Muerte Súbita este porcentaje aún continua siendo bajo.

Uno de los datos preocupantes vinculados con este tema es que todos los años, en países como Estados Unidos, mueren más de 3 mil bebés de forma súbita, sin una razón clara, la mayoría de los casos son etiquetadas como Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, un fenómeno que, peso a los estudios, los investigadores no llegan a comprender del todo.

Existen algunos factores de riesgo, como fumar durante el embarazo, pero los investigadores consideran que hay más factores que contribuyen, los nuevos estudios sugieren que una altitud elevada podría ser uno de los determinantes.

Vía | NLM
Foto | Flickr – Jesus C

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *