27 abril 2017 Opinión

Un tema polémico con diferentes opiniones

Podemos encontrar diferentes opiniones acerca de si existe o no el instinto maternal. Algunos consideran que las mujeres de forma natural escogen ser madres, otros consideran que es simplemente una imposición social. Hoy nos referiremos a este interesante tema respetando todas las opiniones y sacando, dentro de lo posible, conclusiones al respecto.

Sabemos que el rol de la mujer, y de todos los miembros de una familia, han ido cambiando con el paso de los años. Las mujeres escogen ser madres, en términos generales, a una edad más tardía. Incluso hay madres que no eligen tener niños.

En muchos casos se prioriza el trabajo, buscar una pareja apropiada o no tener el tiempo necesario para un embarazo y la crianza de un pequeño. Son muchos los factores que pueden influir en la decisión de tener niños y también en el momento de elegir el momento de tenerlos.

Son muchos los factores que pueden influir en la decisión de tener niños.

Algunos pueden considerar que el instinto maternal es algo innato que impulsa a las mujeres a tener niños, quizás lo más adecuado sería decir que es una preferencia que se vincula, en muchos casos, con la relación que haya existido durante la niñez con los padres, además de otros factores. Tal vez el instinto se puede relacionar más con el cuidado de los pequeños y la protección que se les brinda a los pequeños cuando hayan nacido.

Lo importante es que la mujer acepte su aspecto femenino y laboral vinculándolo con la posibilidad de ser madre. Una mujer se deberá sentir bien al ser madre y no ser un sacrificio para ella. Es un tema muy personal para cada mujer y siempre hay que respetar su decisión, su elección dependerá de las vivencias, de las emociones y de lo que siente en su vida.

Lo importante es respetar los sentimientos de las personas

Los expertos en la materia señalan que el sentimiento maternal innato no se halla en sí, sino que se va creando y condicionando por lo que va viviendo. Sus sentimientos se fortalecerán y se volverán más positivos si lleva un embarazo tranquilo, si atraviesa el embarazo con ilusión y si tiene el apoyo de su pareja o se siente feliz si elije tener un bebé sola. Todo es muy respetable, cada una de las elecciones, no debemos caer en el error de juzgar a nadie desde nuestro zapatos, más cuando no se conoce las motivaciones que el prójimo tiene en su vida.

Lamentablemente aún se ve mal que una mujer afirme que no quiere ser madre, pueden ser tildadas de insensibles o egoístas y esto no es así. La sociedad, en ocasiones, se mueve por viejas costumbres que hemos heredado de generaciones anteriores, por eso el concepto de ser madre es criticado y rechazado. Seguramente con el paso de los años este falso concepto cambiará, la sociedad aun no está preparada para entender que no todo el mundo es igual.

Algunas personas son más flexibles y abiertas que otras, lo importante es llegar a entender que no todos los seres humanos tenemos las mismas necesidades y gustos. Lo que para una mujer puede ser un sueño y una ilusión para otra mujer puede ser un verdadero calvario.

Hoy por hoy son cada vez más mujeres que no siguen con las tradiciones impuestas socialmente, se basan en sus propias creencias para llevar el estilo de vida que desean. No querer ser madre no es una actitud egoísta, las mujeres pueden ser muy generosas y sensibles y simplemente no escogieron tener niños, optando por otro tipo de vida.

Antes de juzgar acerca de si una mujer tiene o no instinto materno deberemos considerar que cada una es dueña de su vida y de las decisiones que toma para ser felices. Nos gustaría escuchar tu opinión sobre el tema….

Vía | Psicomaster
Foto | Pixabay – Public Domanin / Pixabay – Onelife

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *