26 julio 2009 Consejos, Salud

El exceso de higiene no es bueno para los niños
Al parecer la higiene de los niños actuales es excesiva y puede ser contraproducente. Algunos estudios sugieren que la protección exagerada contra los microbios puede provocar que los niños de mayores desarrollen asma, alergias alimentarias, urticaria, e incluso diabetes o trastornos inmunológicos. Aún no se conocen los motivos por los que las enfermedades de origen inmunológico y las alergias están aumentando en los países ricos, pero el exceso de higiene podría ser una causa.

Esta sospecha no es una excusa para no mantener una correcta higiene. Los niños necesitan ducharse, cepillarse los dientes y lavarse las manos antes de las comidas y después de ir al baño. Aunque no se limpien solitos, no es malo que vayan tomando costumbre. Después de los 6 meses, ya no es necesario esterilizar el biberón y el chupete, basta con lavarlos con agua y jabón.

Según Juan Casado, jefe de Servicio del Hospital Infantil del Niño Jesús y profesor de pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid, un niño no puede ni debe vivir estéril, aunque tampoco debe estar sucio, ni acercarse a personas portadoras de infecciones. Para este experto, mantener a los niños lejos de los microorganismos impide a sus cuerpos entrenar los mecanismos de defensa, e impide el desarrollo social psicoafectivo completo. La esterilidad podría provocar más tarde un impedimento para luchar contra los alérgenos.

En resumen, los niños son niños y se ensucian. No pasa nada siempre que al final del día reciban una buena ducha.

Vía | El Mundo
Foto | Photo Bucket

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 julio 2009
  2. Uno de cada cuatro niños europeos, padece alergias 26 agosto 2009
  3. Dudas de novatas (I) 28 agosto 2009
  4. Ensuciarse como herramienta pedagógica 17 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *