6 septiembre 2017 Desarrollo

Es importante retrasar el contacto con la tecnología

Una investigación ha demostrado que los dispositivos electrónicos en los niños menores de dos años podrían afectar su desarrollo. Si los pequeños se encuentran en contacto permanente con la tecnología se podrían afectar varias áreas de la salud.

En la actualidad es posible llegar a ver a un niño de solo un año de edad que tenga la capacidad de desbloquear un teléfono móvil para jugar en él, los pequeños tienen, desde una edad muy temprana edad un contacto continuo con las diferentes tecnologías que no sería positivo.

Sabemos que en muchos trabajos y actividades que se realizan en la vida cotidiana se emplean distintos dispositivos electrónicos, se emplean tanto para los trabajos, como para jugar o comunicarse, por esa razón los niños los toman como herramientas de uso cotidiano. Pero la realidad es que el contacto directo con estos artefactos se realice, según la opinión de los expertos, lo más tarde posible.

El contacto de manera persistente con las tecnologías pueden llegar a desfavorecer el crecimiento óptimo de los pequeños.

Diferentes estudios demostraron que el contacto de manera persistente con las tecnologías pueden llegar a desfavorecer el crecimiento óptimo de los pequeños. Los expertos en la materia consideran que si los niños están entretenidos o continuamente conectados podrían tener problemas directos en el desarrollo de su imaginación. Al no tener tiempo ocioso no se llegaría a desarrollar su creatividad y ya no tendrían la capacidad de inventar sus propios juegos.

Además, al estar continuamente expuestos a este tipo de dispositivos se podrían generar efectos negativos en la posibilidad de tener autocontrol. Muchos de los juegos que se tienen hoy por hoy pueden provocar que no encuentren atractivas ni entretenidas otras actividades como estudiar o practicar actividad física y deportes.

Sabemos que poner un límite al uso de Internet, en determinadas edades, puede ser complicado, pero también somos conscientes que lo ideal es que nos niños menores de dos años estén alejados del uso continuo de cualquier dispositivo que tenga pantalla. Así estaremos colaborando en su óptimo desarrollo.

Ante esta situación diferentes organismos a nivel mundial decidieron tomar cartas en el asunto, por ejemplo, desde la Asociación Japonesa de Pediatría se llevó adelante una campaña con el fin de restringir el uso prolongado de teléfonos móviles y tabletas aconsejando que exista un mayor control y poder disfrutar más juegos junto con sus padres. A esta iniciativa se sumó la Sociedad Canadiense y la Academia Americana de Pediatría.

Los niños de 0 a 2 años no deben tener ningún tipo de contacto con las diferentes tecnologías, desde los 3 a 5 años se deberá restringir el uso a una hora diaria y desde los 6 a los 18 años de edad solo deberán usar este tipo de dispositivo por dos horas diarias,

Medidas que se tomaron en España

En España se ha creado un Plan General de Educación para la Salud Vidual Digital, en esta planificación señalan que las pantallas de muchos dispositivos tienen la capacidad de emitir hasta 5 veces más luz de onda corta, esto es realmente nocivo para los ojos Es por este motivo que los mejores de dos años de edad no deberían usarlas.

Vía | Tn
Foto | Pixabay – Stock snap

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Totalmente de acuerdo, pero hay ocasiones muy puntuales que no te queda más remedio que ponerles el móvil o tablet para que estén entretenidos, no hay otro método tan infalible para niños que son muy activos y si lo hay, preferiría saberlo antes de dejarles un dispositivo electrónico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *