Evita el exceso de proteínas en los primeros años de vida

Evita el exceso de proteínas en los primeros años de vida

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    15 julio 2013     3 Comentarios     2 minutos

Recientemente ha tenido lugar el Mediterráneo de Obesidad, evento en el cual un grupo de profesionales se reunieron para analizar los puntos clave de la alimentación durante los primeros años de vida. Entre las diferentes conclusiones a las que arribaron se estableció que un alto consumo de proteínas puede llegar a ser determinante con respecto a la obesidad del pequeño en el futuro.

El consumo excesivo de proteínas en los primeros años de vida podría generar un riego hacia la obesidad. La información fue dada en el Simposio Mediterráneo de Obesidad, evento en el cual se buscaron analizar todos los mitos que existen en torno a la enfermedad y generar conciencia acerca de un desarrollo más saludable.

Los primeros años de vida son muy importantes en la programación epigenética, por esa razón es fundamental que los adultos cuidemos los efectos de la alimentación durante esa etapa. Los niños tienen que ser educados para ser flexibles en la introducción de nuevos alimentos, una tarea que en ocasiones puede volverse complicada y difícil de realizar.

Desde la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) consideran importante la necesidad de establecer un trabajo en conjunto entre la industria alimentaria y las instituciones públicas, con el fin de llegar a reducir la obesidad. Los primeros mil días de vida de un niño son fundamentales para determinar el riego que existe en el futuro de tener un marcado sobrepeso.

En el simposio se analizaron cuáles serían los mejores alimentos para comenzar la nutrición de los niños y a que ritmo se deben introducir cada uno de los grupos de alimentos, que cantidades se deben dar y cómo escoger las variedades.

El Doctor José Manuel Moreno, pediatra de la Unidad de Nutrición del Hospital 12 de Octubre de Madrid señala que: “La lucha contra la obesidad debe empezar desde el periodo periconcepcional. Aunque tiene que ser una tarea continua, que se prolongue a lo largo de toda la vida” agregando que “hay etapas de la vida, sobre todo en los primeros años, que tienen una mayor influencia en la salud posterior. Cuanto antes se inicien unos hábitos de vida saludables, donde es clave la alimentación sana y equilibrada, más salud futura se garantizará”.

Los profesionales consideraron que un consumo excesivo de proteínas en las edades tempranas podrían asociarse con un incremento en las posibilidades de sufrir obesidad en el futuro. Desde el Departamento de Ciencias Clínicas y Salud de la Comunidad de la Universidad de Milán, el Profesor Carlo Agostini señala que “la elevada ingesta de proteínas tiene un papel clave en la síntesis de factores que promueven el crecimiento”.

Vía | Noticias Médicas
Foto | Flickr – Marta Suarez


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.