11 agosto 2011 Embarazo, Fertilidad, Opinión

Tras una Fiv hay quien aborta un feto si el embarazo es gemelar
En casi todo el mundo se ha reducido en los últimos años el número de embriones que se transfieren a la madre en una fertilización invitro. Se trata de minimizar el riesgo de un embarazo múltiple que pueda poner en peligro tanto la salud de la mujer como el desarrollo de los hijos. Casos como el de la “octomom” cada vez serán más raros. Por cuestiones de salud o para maximizar las posibilidades de que alguno de los embriones consiga llegar a término, los médicos pueden recomendar la eliminación de alguno de ellos.

Leo en The New York Times un extenso, interesante y perturbador artículo sobre mujeres que, tras una fertilización invitro, han quedado embarazadas de gemelos y deciden eliminar a uno de los dos por motivos sociales, ajenos a la medicina. Lo normal es que un embarazo doble no tenga complicaciones y ambos bebés nazcan sanos. Lo contrario son excepciones. La mayoría de los médicos se oponen a reducir un embarazo doble a único por esos motivos, pero los hay que no tienen reparo. Estas mujeres o parejas, que no suelen contarlo a nadie más que a su médico, alegan que sólo pueden criar a un niño en las condiciones que ellos consideran óptimas.

Lógicamente la palabra ética aparece inmediatamente, ¿es ético abortar uno de los bebés porque no me conviene tener gemelos?. Aunque hay más preguntas, ¿es lo mismo que un aborto cualquiera? porque cuando te sometes a un tratamiento de fertilidad sabes o deberías saber que tienes entre un 5 y un 20 por cierto de posibilidades de tener un embarazo gemelar o múltiple.

Además si el embarazo es de dos bebés de distinto sexo, hay padres que eligen según su preferencia, cuando la elección de sexo es ilegal en casi todos los sitiso. Y por supuesto, si uno de los pequeños tiene una malformación o cualquier anomalía, ya sabemos quien muere. La técnica para eliminar uno de los bebés no es un aborto al uso, se momifica al “descartado” y se extrae en el parto de su hermano.

El artículo del que hablo está en inglés pero incluso si no dominas el idioma te recomiendo su lectura aunque sea con un traductor online. Después nos encantaría que nos dejaraís vuestra opinión, ¿os parece una opción válida eliminar uno de los dos fetos por motivos personales?.

Vía | The New York Times
Foto | Flickr-Chismar

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios
  • Txaru

    Buff, me leí el artículo y quizás no pueda expresarme al nivel que pueda hacerlo una persona con una trayectoria profesional dentro de el campo de la embriología y me siento ignorante ante tanta información y tanto avance médico; sólo puedo expresarme desde el conocimiento que me da ser madre, quizás la suerte de tener tres hijos naturales no me haga ponerme en la situación desesperada de muchas mujeres que desean serlo; pero yo podría desear ser y tener tantas cosas que no puedo pero mi ética me hace pensar en que me hace ser responsable de mis limitaciones y de mis responsabilidades. ser madre, ser padre no es un juego, es un apostar por lo que te ofrezca la vida en determinadas ocasiones y si ahora toca acompañar a tus hijos porque estén enfermos, ahí estás, si hay que sacrificarse por buscar un bienestar para todos, ahí estar; no creo que valga para nada el decir: “no, yo esto no contaba con ello, ser madre es ser valiente y decir “Sí, puedo serlo, sí, quiero serlo: Ánimo a las parejas que buscan dar cariño a unos hijos que a veces no tienen porque nacer físicamente de tí; yo creo en que debieran mejorarse las adopciones; ser madre nace del interior del corazón y no del vientre; un saludo y gracias.

  • No entiendo como se puede llegar a esa situación. Basta con transferir un único embrión..

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 agosto 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *