3 octubre 2012 Noticias, Nutrición

Los beneficios en este sentido son escasos

El debate sobre si realmente los suplementos probióticos o los alimentos que los incorporan tienen algún tipo de beneficio para la salud parece ser que sigue sin llegar a ninguna conclusión. Los alimentos probióticos son los que llevan microorganismos vivos que se supone ayudan a equilibrar la flora bacteriana intestinal y a mejorar el sistema inmunitario.

Sin embargo las diferentes publicaciones de estudios con estas “bacterias buenas” acaban siendo contradictorios. En alguna ocasión os hemos hablado sobre los supuestos beneficios que expertos les atribuyen a los probióticos. Pero el último estudio realizado en Australia y publicado en la revista “Journal of Allergy and Clinical Immunology” señala que sus aportaciones para la salud son leves.

Concretamente, el equipo de investigadores se centró en averiguar los posibles beneficios de los probióticos frente a las alergias. Se pretendía comprobar si estas bacterias eran capaces de proteger a los niños de las futuras alergias. Para llevarlo a cabo hicieron un seguimiento a 123 niños desde su nacimiento hasta los cinco años. A la mitad de ellos se les suministró un suplemento diario de probióticos hasta que cumplieron los seis meses. La otra mitad tomó placebo.

Estos niños fueron seleccionados por tener un alto riesgo de padecer algún tipo de alergia ya que sus madres habían sido alérgicas. En el periodo de uno a dos años los niños no presentaron ninguna diferencia. En la etapa de los cinco años los investigadores tampoco pudieron encontrar ningún beneficio ante las alergias en los pequeños que habían tomado probióticos. El 44 por ciento de los que tomaron bacterias buenas desarrolló algún tipo de alergia durante la infancia mientras que el 38 por ciento de los que tomaron placebo también las desarrollaron.

Las conclusiones de los expertos determinan pues, que los probióticos no evitarían las alergias. Sin embargo,en otros estudios que investigaron los casos de cesárea sí que se ha podido comprobar un mínimo beneficio de los probióticos. Esto podría ser debido a que al no pasar por el canal de parto, los bebés no tienen contacto con las bacterias y su sistema inmunitario no está expuesto a ellas. Aún en estos casos los beneficios serían mínimos.

Vía | Medlineplus
Foto | Flickr-Lau_chan

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 octubre 2012
  2. Probióticos durante el embarazo y la lactancia para prevenir eccemas en el bebé 27 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *