4 septiembre 2012 Embarazo, Noticias

El tabaco sería responsable de variaciones estructurales en el cerebro

Cada vez son más los estudios que nos muestran lo perjudicial que puede resultar el tabaquismo durante el embarazo. El último se ha publicado en la revista Archives of General Psychiatry y nos habla de la relación que existe entre la exposición prenatal al humo del tabaco y la futura obesidad.

Esto no quiere decir que todos los niños con madres que fumaron durante el embarazo vayan a ser obesos ya que hay que tener en cuenta otros muchos factores como puede ser la genética, la alimentación y el estilo de vida. Sin embargo, con este estudio se podrían abrir nuevos caminos de investigación para prevenir la obesidad infantil.

Para llevar a cabo el estudio se analizaron los datos de 378 adolescentes en edades comprendidas entre los trece y los dieciocho años. Fueron separados en dos grupos, los que habían estado expuestos al tabaco en el vientre materno y los que no lo estuvieron. Los datos mostraron que los que no habían estado expuestos tuvieron menor peso al nacer. En el momento del estudio, cuando ya eran adolescentes, los participantes expuestos al tabaco en su etapa prenatal presentaron mayor peso y mayor índice de masa corporal.

Los autores sugieren que los motivos de esta obesidad podrían estar relacionados con cambios estructurales en el cerebro. Los participantes que no estuvieron expuestos al tabaco presentaban un volumen menor de la amígdala (parte del cerebro implicada en el procesamiento de emociones y recuerdos). Esto les haría tener menor preferencia por alimentos con alto contenido en grasas.

Vía | Ediciones médicas
Foto | Flickr-Tonee mnemonix

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *