12 febrero 2014 Noticias

Bebe prematuro

En Estados Unidos se está desarrollando un nuevo sistema para detectar problemas en los bebés prematuros. Mediante el nuevo sistema se evalúa la estimulación táctil y auditiva de los pequeños buscando conocer la experiencia sonatosensorial de niños y bebés.

Mediante un complicado sistema se puede medir la actividad cerebral sin usar métodos invasivos, un método ideal para los niños prematuros, en los que se suele esperar hasta los tres años para determinar si tienen algún problema de desarrollo.

El trabajo fue realizado por los investigadores de la Vanderbilt University. Los bebés que son sometidos al estudio no deberán hacer nada que les disguste, unicamente tener su cabeza y dedo inmovilizado, estos puntos del organismo serán conectados a sensores que permitirán medir la plasticidad de las neuronas, verificando si tienen o no problemas vinculados con el desarrollo en el futuro.

Los profesionales buscan ver como los niños reaccionan frente a estímulos visuales y auditivos, lo que se conoce como experiencia somatosensorial.

Este tipo de prueba, conocida como sistema pez globo, es bien tolerado por los niños pequeños sanos y por los que tienen alguna discapacidad intelectual como bebés de los que aún no se conoce bien su estatus. Uno de los autores señalaron que: “Es más fácil de administrar que la resonancia magnética, aunque no ofrece el mismo grado de resolución espacial“.

Los investigadores consideran que el nuevo método podrá ser usado inclusive en los recién nacidos con lesiones en el cerebro: “Esta prueba también puede ser predictiva de la función motora de las extremidades“, añaden, concluyendo con la idea de que el protocolo mejorará aún más.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Danilo Ubbino

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *